Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de uso de cookies
X

Las cifras del hambre

1.020 millones de personas en el mundo padecen hambre

 

El hambre, al que deben enfrentarse cada día 925 millones de personas, no es una fatalidad a la que una parte de la humanidad esté predestinada. Es resultado de la injusticia. De la violación del derecho fundamental de toda persona a disponer, en todo momento, de alimentos en cantidad y calidad suficiente que le permitan vivir una vida digna y saludable.

En un mundo donde la producción agrícola mundial podría ser suficiente para alimentar al doble de la población mundial, la cifra de personas que pasan hambre se ha incrementado en más de 1.000 millones durante los últimos 3 años.

El alza de los precios de los alimentos en el mercado internacional ha sido la principal causa de este incremento, pero las causas que provocan el hambre son numerosas y complejas: políticas comerciales injustas, pobreza, falta de acceso a agua potable, situación de discriminación de la mujer, desastres naturales, violencia y conflictos armados, o pandemias, son algunas de ellas.

Convencidos de que es posible combatir el hambre atacando las causas que lo originan, Acción contra el Hambre trabaja en cinco áreas fundamentales de actuación: nutrición, seguridad alimentaria, agua y saneamiento, salud, e incidencia.

 

OBJETIVOS DE DESARROLLO DEL MILENIO

En el año 2.000, 189 países ratificaron los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de las Naciones Unidas. El primero de estos objetivos (ODM 1) pretende reducir a la mitad, para el año 2015, el número de personas que pasan hambre. Sin embargo, el hambre y la desnutrición infantil siguen figurando entre los desafíos más urgentes que la comunidad internacional aún debe afrontar.

 

La pirámide del hambre

La pirámide del hambre

 

Las causas del hambre

 

POLÍTICAS COMERCIALES
Flecha

En los últimos 20 años, las fluctuaciones de los precios de los alimentos se han convertido en una clave desencadenante del hambre. Muchas de las grandes crisis alimentarias de África Subsahariana se han producido en el contexto de mercados bien abastecidos donde los más pobres no tenían con qué pagar los altos precios que alcanzan los alimentos en el período de escasez, entre cosechas.

 

POBREZA
Flecha

La pobreza por si sola no puede explicar el hambre, pero afecta al acceso a los alimentos de las poblaciones más vulnerables. La mayoría de los 1.020 millones de personas amenazadas por el hambre vive en una situación de pobreza extrema, es decir, con menos de un dólar al día: con esto no pueden acceder a los alimentos disponibles en el mercado ni a recursos productivos como tierra y agua. La pobreza alimenta al hambre pero, también a la inversa, la desnutrición merma el desarrollo físico e intelectual de hombres, mujeres, niños y niñas y con ello su capacidad productiva.

 

ACCESO AL AGUA
Flecha

Disponer de agua segura suficiente, asequible y accesible es un requisito imprescindible para satisfacer el derecho a la alimentación: tanto para el consumo como para la producción de alimentos. Asimismo, la falta de saneamiento adecuado es origen de enfermedades que afectan a la productividad de las familias y representan un coste adicional para sus ya debilitadas economías. Sin embargo, una de cada cuatro personas en todo el mundo (1.400 millones) no disponen de acceso a agua potable por Sin embargo, 884 millones de personas en todo el mundo no disponen de acceso a agua potable y una de cada tres (2.600 millones) no tiene acceso a un saneamiento adecuado.

 

DISCRIMINACIÓN DE LA MUJER
Flecha

Las mujeres son responsables de la mitad de la producción de alimentos a nivel mundial. Son las principales productoras de los cultivos básicos que suponen hasta el 90% del sustento de la población rural en los países pobres y desempeñan un papel crucial en garantizar una alimentación adecuada en cantidad y calidad para toda la familia. Sin embargo, en muchas partes del planeta existen numerosas barreras culturales, sociales y jurídicas que impiden a las mujeres el acceso a los medios de producción y las excluyen de la toma de decisiones, perjudicando su propio desarrollo y el de la sociedad.

 

DESASTRES NATURALES Y CAMBIO CLIMÁTICO
Flecha

El 95% de las víctimas de desastres vive en países en desarrollo. Aunque su exposición a terremotos, huracanes o volcanes no sea mayor que en otros lugares, no han desarrollado mecanismos para prevenirlos, mitigarlos o proteger a sus poblaciones. Los efectos de los desastres en estos países suelen ser, por tanto, devastadores y agudizan el impacto de estos fenómenos sobre el acceso a los alimentos de estas poblaciones. Por otro lado, una de las principales consecuencias del cambio climático es una mayor frecuencia de desastres naturales, como sequías o inundaciones, que afectan negativamente a la producción de alimentos, en especial a la agricultura de subsistencia.

 

VIOLENCIA Y CONFLICTOS ARMADOS
Flecha

La violencia es uno de los principales desencadenantes del hambre en su fase aguda. La ruptura de los sistemas de producción y de distribución de alimentos, como consecuencia de un conflicto, es la primera causa de desabastecimiento. Además, el hambre se ha convertido en un objetivo militar, un arma para silenciar a las poblaciones. Indicadores del Banco Mundial muestran que los países que han sufrido un deterioro de su situación nutricional en los últimos años han vivido a su vez un conflicto o una violenta crisis social.

 

PANDEMIAS
Flecha

Los mapas del SIDA y del hambre en el mundo se superponen. El SIDA provoca más hambre y el hambre incrementa el riesgo de exposición a la enfermedad. El SIDA reduce la capacidad de producción de las familias, cuando alguno de sus miembros enferma. Al mismo tiempo que las necesidades de alimentos se incrementan. El niño o niña seropositivo está, a su vez, más expuesto a padecer desnutrición, ya que su cuerpo está debilitado y no puede combatir ambas enfermedades. Además, los tratamientos antirretrovirales no funcionan bien en niños desnutridos, por lo que su esperanza de vida se ve reducida cuando no tienen una dieta adecuada. Junto al VIH/SIDA, el cólera, la meningitis, y la fiebre amarilla, que afectan a millones de personas en todo el mundo, son también causa de la pobreza, el hambre y la desnutrición.

 


Hazte Socio

Haz un Donativo

 

Empresas en Acción

 

902 100 822

 


Visita el Blog de <br />Olivier Longué
Desde el Terreno
El Blog de los Cooperantes

 


Regístrate aquí

Newsletter

Quiero estar al tanto de todo lo que hacéis.





 

SÍGUENOS Y ACTUA

 

Logo RSS  Logo Facebook  Logo Flickr  Logo Twitter  Logo Youtube
Logo Pinterest  Logo Linkedin  Logo GooglePlus  Donar

 

Licitaciones

 

Qué buscan los Cooperantes 2.0

Boder Caja
ACF INTERNATIONAL

Acción Contra el Hambre   © 2014 Acción contra el hambre | Contacto | Política de Privacidad | Política de Cookies