Archivo de Junio, 2011

Jun 27 2011

Felicidades, José.

Publicado por en General

Hoy quiero dar mi más sincera felicitación a José Graziano Da Silva, elegido ayer Director General de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). La candidatura de Miguel Ángel Moratinos se mantuvo fuerte y sólida hasta el último momento. La delegación española había llegado a la sesión de ayer en el Circo Massimo con los deberes hechos y fue un digno rival. Pero, por más que se estuviese eligiendo un líder y no un país, Brasil lo merecía. El Programa Fame Zero del gobierno de Lula (Graziano Da Silva fue su ministro) ha dado una lección al mundo: con voluntad política es posible hacer retroceder al hambre. Voluntad política que no implica sólo grandes palabras, sino estrategia, proyectos, presupuesto… Esto es una justa recompensa.

Tras las bienvenidas hay que ponerse cuanto antes manos a la obra: 925 millones de hambrientos no pueden esperar. Me gustaría pedirle tres cosas al nuevo Director:

  1. Que priorice la desnutrición en la lucha contra el hambre. La poderosa agencia de alimentación tiene que saber que no pude dar la espalda a los 55 millones de niños con desnutrición aguda y a los más de 200 millones con desnutrición crónica que viven en el mundo. Nuestra experiencia sobre el terreno en más de 45 países y nuestros más de 30 años de investigación nos han convencido de que es urgente, para evitar el sufrimiento humano, acabar, al tiempo que se abordan las causas estructurales del hambre, con la punta de este iceberg: 19 millones de niños con desnutrición severa que no pueden esperar a un cambio estructural para seguir viviendo.
  2. Que ponga el foco en los pequeños agricultores. Además del diagnóstico, prevención y tratamiento de la desnutrición, hay que redoblar esfuerzos para garantizar la seguridad alimentaria de los pequeños agricultores. Son ellos, paradójicamente, quienes, en un escenario mundial de subida de los precios de los alimentos, están pagando el precio más alto.
  3. Que recupere la inversión en agricultura. Por último, pero no menos importante, apelo la necesidad de invertir en agricultura como la forma más eficaz de prevenir las crisis alimentarias, evitando así el coste económico adicional que generan, más allá del drama humano, las intervenciones de emergencia en contextos de hambrunas o crisis alimentarias

Desde hoy tiendo una mano amiga a Graziano Da Silva: le ofrecemos nuestro apoyo como socio privilegiado en la lucha contra el hambre y la desnutrición. El reto es grande, hay que estar a la altura.

No hay comentarios

Jun 21 2011

El ejercicio de la responsabilidad social

Publicado por en General

La reunión de junio de nuestro Patronato es un momento especialmente importante en nuestra organización por dos motivos: en primer lugar, es una oportunidad para salir del día a día, tomar un poco de distancia para observar el escenario de nuestro trabajo en toda su amplitud y, en segundo lugar, hacer que nuestros patronos puedan entrar en el corazón de nuestro proyecto y analizar nuestras actuaciones. Lo miran todo; desde los resultados de los proyectos hasta las cuentas, del coste de la sede (y los ahorros conseguidos) hasta las fórmulas para hacer que la mayor parte del dinero vaya a nuestros programas en más de 45 países. Los debates de la reunión de ayer nos llevaron a medir la presencia de nuestra organización en las crisis actuales, analizar su respaldo social, plantear nuevas formas de trabajar.

Este año, el Patronato sugirió además que hiciéramos un diagnóstico de la crisis en España y de su impacto sobre los más vulnerables. Las amenazas son reales. Las organizaciones sociales advierten de que muchas familias han agotado sus mecanismos de supervivencia y que para muchas el fin de la prestación por desempleo significará la caída en la inseguridad alimentaria, tal vez incluso el hambre. Hoy no tenemos datos consolidados, sólo intuiciones, por lo cual no podemos aún entrar en detalles. Pero vamos a trabajar en esa línea: determinar si la amenaza del hambre está mucho más cerca de lo que pensamos. Lo que importa es que nuestra organización sea capaz de analizar la nueva realidad creada por esta brutal crisis. Precisamente una de las bases de nuestra eficacia radica en nuestra capacidad de diagnóstico: nuestras técnicas de encuestas nutricionales, nuestros métodos de análisis para buscar el hambre… incluso cuando se esconde en un país desarrollado como España. Con esta crisis tal vez necesitaremos revisar nuestros fundamentos y nuestra misión, porque hoy más que nunca queremos dirigir nuestros escasos recursos hacia los que necesitan nuestra ayuda de verdad. Esta reunión de junio quedará como una reunión importante. Seguiremos  volcados en escuchar la voz de los más vulnerables, la voz del hambre. Afinaremos nuestro oído hacia todo lo que nos rodea más de cerca. Esperando y deseando, eso sí, que esta voz no vuelva a estar presente en España.

Un comentario

Jun 14 2011

Jorge Semprún y la guerrilla humanitaria

Publicado por en General

 

Muere un hombre indignado. De la misma forma que quiso “cambiar un poco” el mundo con su obra literaria después de vivir el horror de Buchenwald, quiso también cambiar la realidad del hambre apoyando nuestros primeros pasos en España.

Recuerdo perfectamente la indignación de Jorge haciendo con él un largo viaje en Angola, cuando el país estaba dividido por una guerra civil. Un conflicto emblemático de la Guerra Fría con dos bandos ideológicos enfrentados y, en medio, millones de víctimas inocentes.

Semprún hombre sufría por la amplitud del desastre después de décadas de combates y por el profundo subdesarrollo de las comunidades. Estaba indignado porque las incalculables riquezas de Angola, diamantes, petróleo o pesca, no contribuían a la lucha contra la pobreza. Al revés, eran el propio carburante de la guerra. Esta paradoja que desde entonces se ha confirmado como una terrible ley de la realidad africana le dejó profundamente impactado. Le animó, a cambio, quedarse en los centros de salud que Acción contra el Hambre había montado en las zonas de conflicto para atender las víctimas de las minas, del cólera o del hambre.

“Esto es una organización de guerrilla, de guerrilla humanitaria” nos decía, con verdadera admiración. Le gustaba nuestro compromiso a la hora de intervenir para todos los afectados, de ambos bandos. También nuestra forma de alcanzar los sitios más remotos. Le motivó tanto que decidió ser durante cinco años el presidente de nuestra organización, durante diez años el presidente de honor. El mejor homenaje que le podemos rendir es seguir, seguir nuestro combate para que los principios humanitarios, y la ayuda internacional llegue a todos los que lo necesitan.

Jorge Semprún, un hombre indignado

No hay comentarios

Jun 07 2011

Aire fresco del Sur

Publicado por en General

Esta semana han llenado nuestras oficinas los máximos responsables de nuestras intervenciones en los 47 países en los que interviene la Red Internacional Acción contra el Hambre. Como cada año, han llegado a la reunión anual de jefes de misión, con sus maletas cargadas de experiencias, profesionalidad, compromiso y entusiasmo. Entusiasmo contenido, conscientes de las enormes dimensiones del reto que nuestra organización se ha dado: erradicar el hambre en el mundo. Pero seguros de que esto es algo que puede conseguirse. Y, sobre todo, orgullosos de los logros de nuestros proyectos que han podido ver con sus propios ojos. lo sé por experiencia, pocas satisfacciones son comparables a ver la sonrisa de un niño que diez días antes estaba al borde de la muerte por inanición o a la satisfacción de una madre cuando ya está segura de que tendrá algo que poner en los platos de su hogar en los próximos meses.

Estos días están presentes las mil caras del hambre, las distintas formas que tiene en cada país y en cada contexto. Es enormemente enriquecedor el intercambio de experiencias entre nuestros cooperantes. No hay una fórmula universal contra la desnutrición. Mientras en Malí el objetivo es extender los alimentos listos para su uso al mayor número de niños y niñas posibles, en Perú nos centramos en la detección de la anemia y en Filipinas en cómo mitigar el impacto de tifones y otros desastres naturales sobre las comunidades más vulnerables.

La profesionalidad, saber hacer y compromiso de todos estos hombres y mujeres, y también su testimonio directo, hoy y siempre, me sigue dando aliento para luchar con el hambre.

François Lenoir/Mauritania

2 comentarios

Better Tag Cloud