May 30 2012

NÍGER: EL PODER DE LA CURIOSIDAD

Publicado por en General,Testimonios

Acabo de volver de Níger. Con las pilas cargadas, como cada vez que viajo al terreno. Dirigir una organización humanitaria es mucho más que tomar decisiones, diseñar estrategias, coordinar… Para mí es fundamental estar también cerca de las personas a las que queremos ayudar. Ver cómo viven, escucharles, conocer sus expectativas… sin todo esto, la acción humanitaria se quedaría al margen de la realidad.

 

Han sido cinco días intensos, duros, a temperaturas superlativas en la base de Keita. Es fundamental poder compartir este tipo de experiencias. Más con la gente que después puede contarlo a millones de personas. He viajado acompañado por la periodista Ángels Barceló y el equipo de periodistas de la Cadena SER formado por Nicolás Castellano, José Luis Sastre y el técnico Paco Quiroga. Se trataba de contar por qué hay una crisis que ha puesto a 18,5 millones de personas en jaque en la región, pero hemos conseguido ir mucho más allá. Gracias, fundamentalmente, a la infinita curiosidad de este equipo de profesionales de la información. No se cansaban de preguntar, de escuchar a la gente, de ir cada vez más profundo, negándose a quedarse en la parte superficial de la emergencia: sacaban una historia interesante de cada persona con la que hablaban, de cada aldea que visitaban. Y luego la contaban.

 

El 21 de mayo miles de españoles pudieron escuchar una retransmisión muy especial del programa de Ángels, Hora 25. Se hacía desde nuestras oficinas en Niamey. Además de las emocionantes historias contadas y el interesante debate que pudimos tener durante dos horas, este programa fue una prueba ante los españoles de que la ayuda llega, de que el hambre no es ninguna fatalidad, de que las cosas pueden cambiarse. El mensaje que las ondas lograron transmitir esa noche nigerina fue unívoco: el hambre tiene solución. Por fin.

No hay comentarios

Mar 07 2011

A LA SOMBRA DEL TERRORISMO DEL HAMBRE

Publicado por en Opinión

Acabo de volver de Dakar. Nos hemos reunido en nuestra oficina regional para, entre otros,  examinar los últimos incidentes de seguridad en la franja del Sahel (secuestros y asesinatos de cooperantes, incursiones de Al Qaeda del Magreb Islámico…), concretamente de Malí, Níger y Mauritania. Se trata de acontecimientos que implican cada vez más a trabajadores y organizaciones humanitarias que han ido hasta allí para apoyar a las poblaciones de algunos de los países más pobres del mundo. Claramente nos hemos convertido en el blanco de la ira fanática y excluyente que estos grupos, muy reducidos por cierto, intentan imponer en la zona. Ante esta amenaza, estamos reorganizando nuestros proyectos para reducir nuestra exposición al riesgo.

De Dakar me vuelvo, sobre todo, con las palabras de los jefes comunitarios, que nos piden que nos quedemos: “no queremos –dicen- ser tres veces víctimas: víctimas de la pobreza extrema, víctimas del terror y víctimas del olvido”. “Más allá de lo que aportáis al desarrollo –aseguran- sois nuestro lazo de conexión con el resto del mundo”. Y es que la presencia de Acción contra el Hambre, más allá de los proyectos, les brinda protección. El terror no sólo produce angustia y miedo: también provoca hambre.

Malí

No hay comentarios

Abr 22 2010

Níger: una crisis silenciosa

Publicado por en General

Situado en el semidesierto tropical del Sahel, Níger, el país más pobre del mundo, es un vasto territorio que tiene recursos naturales limitados y mal explotados para la mayoría de sus habitantes, y que se enfrenta a crisis alimentarias periódicamente: el 60,6% de la población vive por debajo de la línea de la pobreza ($ 1,25 al día) y uno de cada cinco niños muere antes de cumplir cinco años debido a enfermedades prevenibles.

Si a esta situación “habitual” añadimos una prolongada sequía durante el año pasado, el resultado es que casi 8 millones de personas (el equivalente a la población de Cataluña), la mitad del país, ha visto desaparecer sus reservas de alimentos y los precios en los mercados no paran de aumentar.

Las reservas de alimentos (mijo, sorgo) ya se han agotado para la mitad de la población nigerina, obligada a recurrir a diferentes estrategias de supervivencia. © María Pérez Negro

¿Qué hacer entonces para sobrevivir? La población se ve obligada a llevar a cabo estrategias de supervivencia, que no hacen si no empeorar su situación, como disminuir el número de comidas diarias e incluso no comer durante varios días, o recurrir a la mendicidad o al endeudamiento, que afecta a casi el 68% de los hogares vulnerables.

No estamos ante una emergencia cualquiera provocada por la fatalidad climática, estamos ante la confirmación de que el inexorable deterioro de la situación de los pequeños agricultores del Sahel está llegando a sus extremos. El espectro de una hambruna vuelve a aparecer después de décadas de lento deterioro.

Níger, 31 de agosto de 2005. Cientos de mujeres esperan en fila bajo el sol con elevadas temperaturas para conseguir arroz para sus hijos en un centro de distribución en Laba. © Susana Vera

Las imágenes de 2005 de colas interminables de gente esperando su ración de comida pueden repetirse, ya que todo apunta a que en 2010 pueda producirse una situación de hambruna aún mayor. Es vital que autoridades, donantes y comunidad internacional se movilicen. Todavía estamos a tiempo de evitar una catástrofe humanitaria y que se repita la situación que ya vivimos hace cinco años.

3 comentarios

Better Tag Cloud