Feb 16 2011

Desde Gaza, el veneno del silencio

Publicado por en Testimonios

Acabo de entrar en Gaza, por segunda vez en lo que va de año, y el silencio político de sus calles, en medio del caótico ruido cotidiano, me estremece. El cambio, la explosión de miles de jóvenes hartos de la pobreza está ahí, a muy pocos kilómetros, al otro lado de Rafah. Una frontera hoy por hoy hermética a las ideas pero permeable al contrabando.

Las revueltas que están viviendo varios países árabes, vestidas de ansias de democracia, están relacionadas con la extrema pobreza y la falta de seguridad alimentaria. La movilización del pueblo se cimienta sobre los derechos básicos que los jóvenes y los más pobres reclaman. Es especialmente revelador cómo los jóvenes estudiantes, formados y llenos de expectativas ante nuevas oportunidades, son los más indignados ante la falta de esperanza. En medio de este clamor, el silencio político de Gaza es estremecedor.

Desde_Gaza

Junto a trabajadoras de Acción contra el Hambre, al fondo se puede ver lo desolador del paisaje

La población de Gaza aguanta su situación en un silencio que no es nada alentador para el futuro porque muestra una terrible frustración. Los jóvenes de Gaza, más de la mitad en paro, no tienen presente, tampoco tienen futuro. Pero no es un silencio de resignación. Más bien se trata de una cólera legítima, contenida hasta el extremo, por sufrir la terrible injusticia de un castigo colectivo sin, ni siquiera, la posibilidad de sublevarse como lo están haciendo sus vecinos de Túnez o de El Cairo.

El silencio de Gaza me preocupa porque es tóxico. Tóxico como un veneno violento y mortal.

2 comentarios

Better Tag Cloud