Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de uso de cookies
X

Proyectos de Seguridad Alimentaria

Su objetivo es promover la autonomía alimentaria de las poblaciones más vulnerables, garantizando su seguridad alimentaria a corto, medio y largo plazo.

 

Evaluación y seguimiento del estado de seguridad alimentaria

El seguimiento y la vigilancia permanente de la seguridad alimentaria de la población es imprescindible, para prevenir o reaccionar oportuna y adecuadamente ante una crisis alimentaria. Este seguimiento se lleva a cabo mediante la recogida y el análisis permanente de información sobre una serie de indicadores clave: Los precios de alimentos básicos en el mercado local, ya que un incremento de los precios puede dificultar el acceso de la población a los productos necesarios para su subsistencia;

- El porcentaje de familias con muy escasas reservas de alimentos;
- El número de comidas al día que hace la familia;
- O el porcentaje de familias que llevan varios días sin comer alimentos básicos.

 

Ayuda Alimentaria

En tiempos de crisis, cuando los mercados están vacíos, la distribución de alimentos permite prevenir la degradación del estado nutricional y de salud de las poblaciones afectadas, al tiempo que se protegen sus medios de vida. La forma más adecuada de responder a las necesidades alimentarias identificadas debe definirse teniendo en cuenta el contexto político, social, cultural, económico, geográfico y de seguridad de la población afectada.

Una variante de la distribución de alimentos es el sistema de alimentos por trabajo (Food for Work), que sigue el principio de distribuir alimentos a cambio de que las familias beneficiarias realicen trabajos con fines comunitarios, como la protección de una fuente natural de agua o la reparación de una carretera.

¿Cómo se realiza la distribución?
Puede consistir en la distribución física de alimentos básicos, cuando la escasez de alimentos es global, o en la distribución de vales de compra, cuando hay alimentos disponibles en el mercado y se trata de un problema de acceso para ciertos grupos de población, por razones económicas, físicas, sociales o políticas. En ambos casos, se potencia la adquisición local de los alimentos para activar el mercado local.

En las situaciones más críticas, cuando toda la población está afectada, se llevan a cabo distribuciones de alimentos generales. Otras veces, la distribución es selectiva, ya que solamente una parte de la población necesita alimentos: niños y niñas, mujeres embarazadas, mujeres en periodo de lactancia, personas mayores, familias monoparentales, familias numerosas o víctimas directas de una crisis.

¿Qué se distribuye?
Pueden ser alimentos frescos o raciones secas. Entre otros: cereales, aceite o harina fortificada.

Ración seca

Las raciones se calculan en función de los estándares internacionales para cubrir las necesidades nutricionales. La llamada “ración seca” para cubrir las necesidades de una familia de ocho miembros durante un mes, distribuida en Níger durante la crisis alimentaria que asoló este país en el año 2005, se componía de: 50 kilos de arroz, 25 kilos de frijoles y 8 litros de aceite.

Sean cuales sean los alimentos distribuidos es importante que estén adaptados a los hábitos alimentarios y respeten las normas de calidad establecidas.

Documentos clave:
"Posicionamiento de Acción contra el Hambre sobre ayuda alimentaria 2005"
"Política de Acción contra el Hambre sobre ayuda alimentaria 2006": directrices de Acción contra el Hambre para la distribución de alimentos.

 

Ayuda Monetaria

En la última década, las transferencias de dinero en efectivo se han utilizado cada vez con más como alternativa a la distribución de alimentos, ya que permiten a la población afectada por una crisis atender sus necesidades básicas, alimentarias y no alimentarias, como educación, gastos sanitarios, ropa o menaje del hogar. También les permite invertir en la protección, recuperación y fortalecimiento de sus medios de vida, como la compra de ganado. La cantidad de dinero transferida se puede ajustar a los precios de los alimentos en los mercados locales. Puede tratarse de transferencias de dinero en efectivo libres o condicionadas, como dinero a cambio de trabajo (Cash For Work).

Estas transferencias estimulan la economía local, ya que potencian el comercio y generan ingresos para unos y empleo para otros, pero presentan algunas dificultades, por ejemplo, la adquisición de alimentos cuando estos escasean en los mercados locales. En ese caso, la ayuda monetaria puede acompañarse de la distribución de ayuda alimentaria.

Este tipo de intervenciones se complementan con proyectos que tratan de solucionar las causas que originan la falta de poder adquisitivo de estas familias. Por ejemplo, a través de actividades generadoras de ingresos.

Documentos clave:
"Puesta en práctica de las intervenciones en efectivo” de 2007, una guía para trabajadores humanitarios de 2007.
“Documento de Posicionamiento sobre Intervenciones en efectivo de 2006”.

 

Actividades generadoras de ingresos

Permiten mejorar el poder adquisitivo, así como fortalecer los medios de vida, de aquellas familias, rurales o urbanas, que no consiguen garantizar su seguridad alimentaria mediante el incremento de su producción agrícola o ganadera o que tienen una gran dependencia del mercado para asegurar su alimentación.

Se centran en la capacitación de las poblaciones seleccionadas, aunque en ocasiones, se les facilita, además, los equipos y materiales necesarios para llevar a cabo esa actividad, o se les proporciona dinero en efectivo para que los puedan adquirir. Los procesos de comercialización de los bienes o servicios producidos deben contemplarse desde el inicio. El primer paso es realizar un análisis de mercado y una evaluación socioeconómica que ayuden a identificar productos y servicios interesantes para el comercio local, así como valorar su demanda. Algunos ejemplos de Actividades Generadoras de Ingresos son:

- Huertas
- Panadería
- Apicultura
- Forjas o talleres de carpintería
- Tiendas
- Reparación de bicicletas
- Talleres de costura

Estos proyectos no siempre pueden dirigirse a la población más vulnerable, al menos en una primera fase, ya que exigen que se tenga posibilidad física de trabajar y que la población se comprometa en un nuevo negocio que necesitará algún tiempo para arrancar y generar ingresos.

Documentos clave:
"Actividades Generadoras de Ingresos: un concepto clave en la seguridad alimentaria sostenible 2006".

 

Actividades agrícolas y ganaderas

Este tipo de actividades atacan directamente las causas subyacentes del déficit en la producción de alimentos y consisten en: la mejora en el acceso a los recursos para la producción agrícola, como la tierra, el agua, las semillas o los fertilizantes; la protección de los recursos naturales y la mejora en su gestión; una administración más estratégica de los recursos ganaderos; o el avance en el acceso a los mercados.

Se llevan a cabo generalmente en contextos rurales, aunque también pueden ser adaptados a zonas urbanas y semi-urbanas, así como a campos de refugiados o desplazados internos. Gracias al incremento de su productividad agrícola y ganadera, se puede garantizar la seguridad alimentaria de las familias rurales pobres, a la vez que se promueve el desarrollo económico local.

Documentos clave:
"Programas Agrícolas de Acción contra el Hambre 2006".

 

Incidencia Social y política

Las actividades incidencia social y política alertan de las necesidades y los derechos de las comunidades afectadas por las crisis alimentarias, garantizando la difusión de información con el fin de movilizar a la sociedad en favor de estas poblaciones. También tratan de influenciar las políticas y estrategias de los gobiernos y los donantes y sus procesos de toma de decisiones, con el fin de que tomen medidas para garantizar su derecho a la alimentación.

El Observatorio del Hambre (Hunger Watch) es una de las principales actividades de incidencia que desarrolla Acción contra el Hambre, identificando los factores transversales del hambre. Los informes sobre las dimensiones del hambre que elabora este observatorio se nutren del contacto con la población a nivel local, así como de la capitalización de los proyectos de intervención.

 

GRÁFICO DE PROYECTOS DE SEGURIDAD ALIMENTARIA

GRÁFICO DE PROYECTOS DE SEGURIDAD ALIMENTARIA

 

¿Dónde desarrollamos proyectos de seguridad alimentaria?

 

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 


Hazte Socio

Haz un Donativo

 

Empresas en Acción

 

902 100 822

 


Visita el Blog de <br />Olivier Longué
Desde el Terreno
El Blog de los Cooperantes

 


Regístrate aquí

Newsletter

Quiero estar al tanto de todo lo que hacéis.





 

SÍGUENOS Y ACTUA

 

Logo RSS  Logo Facebook  Logo Flickr  Logo Twitter  Logo Youtube
Logo Pinterest  Logo Linkedin  Logo GooglePlus  Donar

 

Licitaciones

 

Qué buscan los Cooperantes 2.0

  1. perú
  2. saneamiento
  3. seguridad alimentaria
Borde Caja
ACF INTERNATIONAL

Acción Contra el Hambre   © 2014 Acción contra el hambre | Contacto | Política de Privacidad | Política de Cookies