Formulario de búsqueda

Historias

10 minutos, 20 litros

 

La importancia del agua limpia

Ese es el tiempo que hay que darle al pedal de la bomba para llenar el bidón amarillo de 20 litros.

Los niños deben hacerlo de dos en dos. Se suben y pegan un salto para que baje la bomba, y así un buen rato, porque el peso de uno solo no es suficiente. Mientras, entre charlas y saltos, poco a poco se va llenando el omnipresente bidón amarillo. En esta población de la región de Guidimakha en el sur de Mauritania, frontera con Senegal, tienen suerte comparado con otras cercanas, ya que dispone de esta bomba a pedal que instalaron en los años 90.

Según una encuesta que realizamos en 2014, en 4 comunidades de la zona de Guidimakha, el 54% de la población se provee de agua a partir de puntos no mejorados (pozos abiertos sin protección, agujeros excavados en el suelo, arroyos etc.). Es decir, en muchas aldeas el único punto de agua del que se puede beber proviene de meros agujeros excavados en el curso seco de los arroyos. En estos agujeros abiertos al exterior, en contacto con animales y heces, el agua se contamina muy rápidamente. Esta situación provoca la prevalencia de enfermedades diarreicas especialmente en menores e influye en perpetuar la situación de desnutrición infantil. 

Trabajamos en esta región directamente con las cooperativas de mujeres, para aumentar la cobertura de agua en la zona, promoviendo tecnologías de bajo coste como los pozos perforados manuales.

Libia Losada, jefa de proyecto de agua, saneamiento e higiene en Guidimaka, Mauritania

comparte esta historia

ÚNETE

Dona ahora

Tu donación llegará a quien más lo necesita

Hazte socio

Únete a la generación que puede acabar con el hambre

Catástrofe humana en Bangladesh

Necesitan ayuda urgentemente: ponte ya en acción

¿Cómo colaborar?
Escríbenos y te contamos.
CAPTCHA
.
Comparte