Formulario de búsqueda

Historias

Abriendo puertas al emprendimiento de jóvenes vulnerables

 

Delante de cada uno de estos tres millones de jóvenes hay una puerta que en algún momento se cerró, pero ellos mismos, con el apoyo necesario, pueden abrirse la próxima.

Articulo de opinión de Mercedes Valcárcel y Lucía Velasco, la directora general y la responsable del área de Estudios e Innovación Social de Fundación Tomillo, respectivamente. 

"En España hay más de nueve millones de jóvenes con edades comprendidas entre 18 y 35 años. Tres de cada diez está en riesgo de pobreza y exclusión social. Por desgracia, delante de cada una de estos más de tres millones de jóvenes, hay una puerta que en algún momento se cerró. Para ellos, emprender se presenta como una posibilidad de acceso al mercado de trabajo y también como una forma de inserción social. No olvidemos que muchas de estas personas están excluidas de casi todos los ámbitos de participación social.

Si comparamos la intensidad de empleo español con los países más relevantes de nuestro entorno en relación con su modelo productivo, se estima que en nuestro país se podrían crear, en el conjunto de sectores de la economía, más de un millón de puestos de trabajo para jóvenes entre 20 y 29 años. De todos los sectores económicos con potencial de crecimiento en el futuro, si nos preocupamos por tener en cuenta la perspectiva de los jóvenes más vulnerables, especialmente sus necesidades de formación para emprender y el perfil competencial que hace falta, podemos distinguir cinco sectores emergentes de emprendimiento con posibilidades para ellos: comercio, economía verde, TIC (tecnologías de la información y la comunicación), turismo y servicios a las personas. Cada uno de ellos supone una puerta hacia el futuro, veamos cómo: 

El comercio. Tras años de ralentización del consumo debido a la crisis, el comercio está en plena recuperación. Los nuevos nichos de mercado dentro del comercio están principalmente enmarcados dentro del comercio electrónico, el comercio de barrio o proximidad, la logística de distribución de productos y el comercio de productos especializados.

La economía verde. A pesar de que no existe una definición de lo que es la economía verde, entendemos que son aquellas actividades que están relacionadas con la mejora y cuidado de nuestro entorno medioambiental. Aun siendo de muy diversa índole (energías renovables, gestión de residuos, edificación sostenible o agricultura ecológica) es un sector con potencial de generación de empleos por cuenta propia, ya que solo uno de cada tres lo es.

Las TIC. El sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación es el “hiper sector”. Transversal y tractor de otros, tiene especial relevancia por su papel en nuestra vida cotidiana. Las expectativas de crecimiento son exponenciales y una nueva generación de empresas 3.0 está haciendo aparición en nichos de negocio como la impresión 3D o las instalaciones de infraestructuras.

El turismo. Presente y futuro de nuestro país, el turismo se enfrenta a un nuevo modelo de viajero y a todo el ajuste del sector para complacerle y para adaptarse a las últimas tendencias. Esto conlleva toda una serie de actividades que suponen una demanda de profesionales.

El sector servicios a las personas. Los servicios a las personas tienen un crecimiento incontestable debido, entre otras cosas, a nuestra pirámide demográfica. Como característica relevante, es un sector especialmente feminizado. De hecho, el 15% de las mujeres ocupadas trabajan en estos servicios. Los nichos de negocio más concretos son: el entretenimiento alternativo, los servicios relacionados con los cuidados o el acompañamiento a gestiones.

Por tanto, el emprendimiento inclusivo se presenta como una alternativa ante las dificultades de estos jóvenes para acceder a un empleo de calidad. Estos cinco sectores ofrecen las posibilidades para que los jóvenes generen su propio puesto de trabajo de forma individual o colectiva y se adapten a su contexto y a sus potencialidades. Para ello, es necesario que todos actuemos para que la falta de cultura emprendedora, de fomento del espíritu empresarial, de impulso de las competencias necesarias y la escasa promoción en todos los niveles educativos, no sigan desperdiciando el potencial emprendedor de nuestros jóvenes.

Delante de cada una de estos más de tres millones de jóvenes hay una puerta que en algún momento se cerró, pero ellos mismos, con el apoyo necesario, pueden abrirse la próxima. Aquí están las primeras pistas del mapa".

comparte esta historia

ÚNETE

Dona ahora

Tu donación llegará a quien más lo necesita

Hazte socio

Únete a la generación que puede acabar con el hambre

Catástrofe humana en Bangladesh

Necesitan ayuda urgentemente: ponte ya en acción

¿Cómo colaborar?
Escríbenos y te contamos.
CAPTCHA
.
Comparte