04/05/18

El mejor regalo para el Día de la Madre

Tu ayuda es el mejor regalo para el Día de la Madre 

Hoy es el Día de la Madre y, por ello, te queremos presentar a una futura mamá. Se llama Humaira, tiene 25 años y acude regularmente a nuestra clínica para madres embarazadas y lactantes en Kutupalong, el campo de refugiados más grande del mundo, en Bangladesh.

ño <strong>másHumaira es una de las 16 000 mujeres embarazadas que hemos tratado y recibe ayuda en este campo de refugiados desde que comenzó el conflicto hace ya seis meses. “Estoy embarazada de ocho meses pero no tengo ningún sueño para mi bebé ¿Qué futuro le espera? Sé que mi bebé viene demasiado pequeño. Estoy tan preocupada que no puedo dormir por las noches. Lo único que puedo hacer por él o ella es darle a luz e intentar alimentarlo, si lo consigo. Después no sé qué hacer. Tengo miedo. Nuestro  futuro es incierto.”

La situación en este campo es cada día más grave. Se espera que durante este año más 50 000 bebés nazcan en este campo de refugiados y los recursos cada vez son más escasos. El 25% de los niños y niñas refugiados sufren desnutrición aguda.Nuestros equipos de Acción contra el Hambre apoyan a miles de madres como Humaira, que se enfrenta a la incertidumbre de si podrán alimentar a sus pequeños cuando den a luz.

La crisis en Bangladesh empeora para los niños

La situación de crisis en este campo es cada día más grave. Se espera que durante este año más de 50 000 bebés nazcan en este campo de refugiados y los recursos cada vez son más escasos. La ayuda en Bangladesh es más necesaria que nunca, cuando el 25% de los niños y niñas refugiados sufren desnutrición aguda.

Nuestros equipos de Acción contra el Hambre apoyan a miles de madres como Humaira, que se enfrenta a la incertidumbre de si podrán alimentar a sus pequeños cuando den a luz. La situación de pobreza en Bangladesh es tal que escasean los recursos fundamentales para la vida.

La incertidumbre en Bangladesh requiere de ayuda

Los refugiados Rohingyas viven actualmente uno de los momentos más críticos.  El inicio de la temporada de ciclones ha provocado que su futuro sea más incierto que nunca y se agraven las condiciones de pobreza.

Más de 1.1 millones de refugiados rohingyas se encuentran hacinados al este de Bangladesh. Kutupalong-Balukahali ya es el campo de refugiados más grande del mundo desde que cientos de miles de rohingyas llegaran hasta aquí huyendo de la brutal represión.

La cifra no deja de crecer desde hace seis meses. Cerca de 66.000 personas por kilómetro cuadrado sobreviven allí. Miles han sido asesinados.

Las condiciones de vida son insalubres y muy graves: las alcantarillas están abiertas, la comida es escasa y las enfermedades abundan. 

Trabajamos para atajar las necesidades más urgentes, proporcionamos alimento, agua y kits de higiene, pero su situación sigue empeorando.

Necesitamos tu ayuda en Bangladesh.

Si puedes, dona. Ponte ya en Acción.

más grave

Comparte esta entrada