02/07/18

María Josefina, Guatemala: "Mi hijo ha sido nombrado «niño modelo» por su buen estado nutricional"

La sequía causada por “El Niño”, así como las pérdidas causadas por la roya del café, produjeron pérdidas significativas en la producción agrícola y afectaron las principales fuentes de ingresos de las familias a lo largo del Corredor Seco guatemalteco en los últimos cuatro años. Debido a que la mayoría de los pequeños agricultores han perdido entre el 75 y el 100% de los cultivos, la seguridad alimentaria de las poblaciones vulnerables que viven a nivel de subsistencia se ha deteriorado gravemente.

Grupo de personas en Guatemala

María Josefina Roque Roque, de 30 años, pertenece a la etnia maya chortí, muy castigada por la historia y por la naturaleza. Frente al ecosistema social de profundo patriarcado puede decirse que Josefina es una pionera vecinal y una heroína universal. Ha vencido las barreras del machismo imperante y del analfabetismo al que, especialmente las mujeres, están abocados los miembros de su comunidad, La Ceiba Talquezal, en Jocotán, departamento guatemalteco de Chiquimula, muy cerca de la triple frontera con El Salvador y Honduras.

Familia en Guatemala en situación de pobreza

María Josefina, madre soltera de 4 niños después de que su marido les abandonase, se ha convertido en la secretaria del banco de semillas de su comarca, un proyecto en el que pretendemos ampliar la diversidad de productos en la alimentación familiar y a la vez estabilizar los precios. Con la acumulación y reparto del grano, se evita que el coste de estos productos se dispare durante los meses de escasez. “Ha sido una gran ayuda para nosotros”, asegura. “Ahora tengo un huertito donde planto acelgas, frijoles y plantas medicinales. Hoy nos alimentamos mucho mejor, hasta el punto de que mi hijo pequeño ha sido nombrado niño modelo por su buen estado nutricional”, añade orgullosa. “Yo lo que más anhelo es un futuro mejor para mis hijos”, concluye.

Nuestros programas se enfocan en proporcionar asistencia alimentaria a familias en crisis principalmente durante los meses de Hambre Estacional (abril a agosto), así como en el fortalecimiento de los actores locales (municipales y comunitarios). Además, se busca brindar apoyo a la producción agrícola de las familias beneficiarias de la asistencia alimentaria, mediante la entrega de insumos agrícolas.
Serie fotográfica sobre la desnutrición crónica en Guatemala 

Comparte esta entrada