Formulario de búsqueda

Historias

Con los refugiados en Grecia

Acción contra el Hambre, con los refugiados en Grecia

 

Miles de sirios buscan una salida en Europa

Nuestro Equipo de Emergencia ya está en Grecia, analizando la situación de los refugiados sirios que siguen llegando masivamente desde Turquía (hasta 1.300 personas por día a la isla griega de Lesbos). “Llegan en barcos pequeños, de unos 7 metros, aptos para unas 25 personas pero a menudo cargados hasta con 60 personas: esta es, y no las condiciones de navegación, la principal razón de los naufragios”, explica Dani Burgui, la persona de comunicación que acompaña al equipo de emergencia.

“Hay muchísimos niños, vienen con lo puesto, apenas el móvil para comunicarse con los familiares que han conseguido llegar a destino (preferentemente Alemania) y una muda”, cuenta. Grecia es un lugar de paso. Aquí los refugiados se hacinan en centros de acogida, donde garantizar la higiene básica y el apoyo psicosocial para superar el estrés post-traumático son las necesidades más imperiosas. Acción contra el Hambre está tratando de diseñar una intervención a medida de estas necesidades, al tiempo que siguen atendiendo a más de tres millones y medios de niños, mujeres y hombres dentro de Siria y en los países de la región. Recordemos que los refugiados que están llegando a Europa son solo una pequeña parte (menos del 5%) de los más de tres millones de refugiados que ha provocado la guerra en Siria desde hace más de cuatro años, en un conflicto que no cesa. 

Aquí te dejamos algunas de las historias que estamos viviendo en Grecia:

 

Un grupo de refugiados acampa en el puerto de Mitilini, en la isla de Lesbos, Grecia, mientras esperan dos o tres días para conseguir un pasaje hacia Atenas y así continuar su viaje.

 

"¿Qué espero de Europa? ¡Sólo quiero ser humano! Vivir como una persona, ahora en Siria no es posible", dice Said, de 17 años de edad, un joven sirio que ha viajado desde Damasco con sus hermanos de 19 años, su primo y sus amigos, todos ellos entre los 16 y 17 años. Said no quiere ser retratado frente a la cámara, pero sí que muestra su puño con los números que los policías de la FRONTEX ha dibujado en sus manos para ser transferidos en un campo de detención, mientras que procesan sus papeles.

 

Asentamiento de refugiados en la isla de Chios, en Grecia. Junto al campo de detención de migrantes de Mersinidi, donde los refugiados viven, comen y duermen en el mismo cementerio de la isla. En pésimas condiciones.

 

Campamento de refugiados en el parque principal de Chios, en Grecia; donde miles de personas han llegado a las costas de esta pequeña isla durante este verano. Pasan dos o tres días como máximo antes de conseguir un boleto para Atenas y continúan su viaje.

 

Mohamad Roseih (40 años), Hala (34) y sus hijos Said (8 años), Sham (3 años) y el bebé ILAF (5 meses), posan delante de su tienda de campaña, donde pasan la noche, en la plaza principal de Chios, Grecia, después de un viaje extraordinario de cruzar el mar, huyendo de Siria. Son de origen palestino, sus abuelos salieron de Palestina décadas atrás y vivieron en el campo de refugiados de Yarmouk. Nunca han tenido la nacionalidad siria, ahora dos generaciones más tarde huyen de nuevo, de Siria hacia Europa. "Solo queremos vivir en paz", asegura Halah.

 

Halah Reim, de 34 años, junto a su bebé Ilaf de 5 meses y su hija Sham de 3 años; duermen en el parque principal de Chios. Son de origen palestino, sus abuelos salieron de Palestina décadas atrás y vivieron en el campo de refugiados de Yarmouk. Nunca han tenido la nacionalidad siria, ahora dos generaciones más tarde huyen de nuevo, de Siria hacia Europa. "Solo queremos vivir en paz", asegura Halah.

comparte esta historia

ÚNETE

Dona ahora

Tu donación llegará a quien más lo necesita

Hazte socio

Únete a la generación que puede acabar con el hambre

Catástrofe humana en Bangladesh

Necesitan ayuda urgentemente: ponte ya en acción

¿Cómo colaborar?
Escríbenos y te contamos.
CAPTCHA
.
Comparte