Formulario de búsqueda

Actualidad

Crisis Siria: la desesperación aboca a las víctimas a la explotación laboral, el trabajo infantil o la prostitución

13/03/17

Crisis Siria: la desesperación aboca a las víctimas a la explotación laboral, el trabajo infantil o la prostitución

 

Solo se ha cubierto un 3% del llamamiento humanitario para Siria para este año

“Más fondos, más acceso y un impulso decidido al proceso de paz. Hoy no podemos, menos que nunca, dejarnos vencer por la fatiga. A dos días del 6º aniversario del conflicto, 13,5 millones de personas (casi la mitad niños) necesitan ayuda. De ellos, 5,6 millones necesitan ayuda urgente para cubrir sus necesidades básicas en materia de agua, saneamiento, alimentos y refugio. Esto solo dentro de Siria. Cinco millones de personas más han huido del país. La guerra sigue pero la factura sería mucho mayor sin las organizaciones que trabajamos en la zona”, así resumía esta mañana en un desayuno informativo Manuel Sánchez-Montero, director de incidencia y relaciones institucionales de la organización, la situación actual en Siria y la región.
 

Capacidad de adaptación al límite tras seis años de guerra

Los actores y las zonas del conflicto han evolucionado a lo largo de los seis años de guerra pero el sufrimiento humano permanece: “los movimientos de población siguen produciéndose dentro de Siria y la estabilización del número de salidas en 2016 solo puede explicarse por la menor permeabilidad de las fronteras vecinas en el último año”, explicaba Sánchez-Montero.

“Tras seis años de guerra, la población está exhausta. La mayoría de los desplazados y refugiados ya han agotado sus mecanismos inmediatos de adaptación, con niveles insostenibles de endeudamiento, y nuestros equipos sobre el terreno nos cuentan cómo en el último año se han disparado recursos extremos de supervivencia como son el trabajo infantil, la explotación laboral, los matrimonios tempranos o la prostitución, apuntaba por su parte el responsable geográfico para Oriente Próximo de Acción contra el Hambre, Jean Raphaël Poitou.
 

Promesas incumplidas

 “Los países de la Conferencia de Londres del pasado año (febrero 2016) se congratularon a bombo y platillo por haber logrado uno de los mayores desembolsos de la Historia para una crisis humana (6.000 millones de dólares), pero lo cierto es que solo se llegó a hacer efectivo poco más de la mitad (53%) del llamamiento humanitario de 2016”, explicaba Sánchez-Montero.  

Los donantes, que apenas han cubierto parte de las necesidades humanitarias desde el inicio del conflicto también empiezan a acusar signos de cansancio, reduciendo paulatinamente la ayuda (en 2015 se cubrió el 56% del llamamiento de las Naciones Unidas, en 2016 el 54%). En lo que respecta a 2017, solo se ha financiado el 3,1% del Plan de Respuesta Humanitario elaborado por las Naciones Unidas para Siria, precisamente en el momento en que las necesidades son más acuciantes. La ayuda se reduce cuando las necesidades crecen.
 

Zonas inaccesibles, obstáculos a la ayuda

“No podemos olvidar que el acceso, y no solo los fondos, es hoy por hoy el mayor reto humanitario para intervenir en Siria: cinco millones de personas están en zonas fuera de nuestro alcance y 12 localidades están bajo sitio militar en una situación que podría ser muy similar a la de Alepo de hace unos meses. Las dificultades que las organizaciones presentes dentro de Siria debemos afrontar cada día para trabajar son innumerables: no solo están relacionadas con la seguridad, también las hay de índole administrativo y logístico”, apuntaba por su parte el responsable geográfico para Oriente Próximo de Acción contra el Hambre, Jean Raphaël Poitou.
 

Un país en guerra, un daño regional

A día de hoy solo se ha reasentado en países europeos el 3% de los 180.000 inicialmente previstos. No podemos olvidar que el grueso, más de cuatro millones, están en países como Turquía y Líbano. “El impacto en un país como Líbano, donde hoy uno de cada cuatro habitantes es un refugiado, está siendo enorme. Viven en una especie de limbo legal ya que el país no es signatario de la Convención sobre Refugiados. Ha habido algunas idas y venidas por parte del Gobierno para facilitar su estatus y los permisos de trabajo y residencia pero el hecho innegable es que son más de un millón y medio de sirios en Líbano y esto está teniendo un impacto sobre su economía y sus recursos”, aseguraba Poitou. Turquía (2,9 millones), Líbano (1,6 millones) y Jordania (650.000) son, con diferencia, los países más afectados en la región.

Acción contra el Hambre pide acceso, fondos e innovación

 

En este momento Acción contra el Hambre hace un llamamiento a la comunidad internacional para responder a tres grandes retos:

· Las Partes en conflicto deben cumplir el Derecho Internacional Humanitario y facilitar el acceso de las organizaciones humanitarias hasta las víctimas, removiendo todos los obstáculos logísticos y administrativos para ello y en línea con la Resolución 2328 de las Naciones Unidas.

· Los donantes deben hacer efectivo el desembolso de los fondos comprometidos y también redoblar la financiación  necesaria para Siria y la región, con mecanismos flexibles, ágiles y adecuados a las necesidades básicas más urgentes, acelerando el desembolso de fondos y evitando demoras.

· Las organizaciones humanitarias deben utilizar los recursos disponibles con la máxima eficiencia e innovar las modalidades de ayuda para adecuarla exactamente a las necesidades crecientes. La creación de resiliencia debe estar integrada en la respuesta humanitaria para superar la visión cortoplacista de la ayuda y empezar a poner las bases para la rehabilitación.
 

Las cifras de la crisis

  • 470.000 personas han perdido la vida desde el inicio del conflicto
  • 13, 5 millones de personas necesitan ayuda dentro de Siria. 5,8 millones son niños. Entre los primeros, 5,6 millones necesitan ayuda para cubrir sus necesidades básicas
  • 7 millones de sirios viven en situación e inseguridad alimentaria.
  • 2 de cada 3 no tienen acceso a una fuente segura de agua. Los hogares gastan el 25% de sus ingresos en comprar agua.
  • 12 localidades están bajo sitio (644.000 personas, 411.000 son niños)
  • 6,3 millones de sirios están desplazados internamente
  • 5 millones de personas han huido del país
  • Solo el 3% de los refugiados que los países de la Unión Europea se comprometieron a acoger ha sido reasentado

El llamamiento de humanitario para Siria de 2016 era de 3.180 millones de dólares. El de 2017 es de 3.400 millones de dólares de los que hasta la fecha se ha financiado solo el 3,1%

 

Acción contra el Hambre trabaja en Siria desde 2008 con servicios de agua y saneamiento, ayuda alimentaria y apoyo a medios de vida. Nuestra ayuda llega a 800.000 sirios en varios gobernorados, incluyendo zonas de difícil acceso Aleppo, Homs, Dera’a, Rural Damascus, y Hassakeh.

 

Comparte esta noticia

Catástrofe humana en Bangladesh

Necesitan ayuda urgentemente

¿Cómo colaborar?
Comparte