Evaluación y seguimiento del estado de seguridad alimentaria

El seguimiento y la vigilancia permanente de la seguridad alimentaria de la población es imprescindible, para prevenir o reaccionar oportuna y adecuadamente ante una crisis alimentaria. Este seguimiento se lleva a cabo mediante la recogida y el análisis permanente de información sobre una serie de indicadores clave:

  • Los precios de alimentos básicos en el mercado local, ya que un incremento de los precios puede dificultar el acceso de la población a los productos necesarios para su subsistencia
  • El porcentaje de familias con muy escasas reservas de alimentos
  • El número de comidas al día que hace la familia
  • el porcentaje de familias que llevan varios días sin comer alimentos básicos

Comparte