La región de África del Oeste, y en particular Guinea, Liberia y Sierra Leona, ha sido azotada por una epidemia de Ébola sin precedentes que ha afectado a más de 31.000 personas y dejado más de 11.000 muertes. Guinea ha sido el país con la tasa de letalidad más alta de todos los afectados. Sin embargo, el 28 de diciembre se declaró libre de Ébola tras finalizar el periodo de 42 días que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), marca el final del brote de la enfermedad.

Guinea se encuentra inmersa en la fase post Ébola, con importantes necesidades de reforzar la resiliencia de la población para que sean capaces de sobreponerse a futuras adversidades, entre las que se cuentan posibles epidemias de Ébola y cólera, endémicos en la región.

Los sistemas de salud, ya frágiles antes del brote, se han visto desbordados. Como consecuencia, ha crecido la desconfianza de la población hacia los servicios sanitarios, lo que ha supuesto un aumento de la vulnerabilidad de la población en cuanto a su salud y en particular a la desnutrición. Además, ha perjudicado la seguridad alimentaria, ya precaria antes de la epidemia. En las zonas más afectadas la producción agrícola ha sufrido la falta de mano de obra en periodos clave como la cosecha. Las familias con miembros víctimas de la enfermedad son las más afectadas. El brote ha impactado negativamente en las actividades comerciales internas y con el extranjero, incluso en zonas donde no llegó el Ébola.

Acción contra el Hambre ha continuado a lo largo de 2015 apoyando los esfuerzos de contención de la epidemia a través de actividades de sensibilización a la población y de prevención y control de la infección en centros de salud y comunidades a través del refuerzo de sus condiciones de higiene y de material de protección, así como el apoyo a un efectivo seguimiento de contactos por parte de las autoridades médicas. Asimismo, hemos continuado con las intervenciones de apoyo a las autoridades sanitarias para la prevención y tratamiento de la desnutrición en la zona de la baja Guinea.