Formulario de búsqueda

Historias

Los hombres también tienen mucho que decir en la nutrición

 

La implicación de todos, fundamental contra la desnutrición

Una decena de hombres, padres de niños con desnutrición y maridos de mujeres embarazadas, escuchan con atención las palabras de los miembros de Acción contra el Hambre. Acaba de dar comienzo la sesión de sensibilización sobre desnutrición infantil en el campo de refugiados de M’Berra en Bassiknou, en el sureste de Mauritania.

Implicar a las familias, tanto hombres como mujeres, en la lucha contra la desnutrición es fundamental para su prevención. La comunidad debe tener un papel activo en la alimentación y mejora nutricional de sus familias, especialmente de los más pequeños. Por eso, Acción contra el Hambre integra, cada vez más, a los hombres en sus sesiones de sensibilización para la prevención de esta enfermedad.

"Trabajamos casi exclusivamente con las mujeres del campo los temas sobre desnutrición. Sabemos que viven en un sistema social donde no tienen el poder decisorio. Así, que organizando estas sesiones-debate con los hombres, les hablamos y hacemos partícipes de la problemática y de aquello a lo que sus mujeres hacen frente. Intentamos acabar con la incomprensión, de manera que tomen con conocimiento de causa, y en pareja, las decisiones que afecten a la salud y alimentación de sus hijo", explica Hamata Ag El Mehdi, animador de Acción contra el Hambre en M’Berra.

Es el turno de palabra de Mohamed El Moctar, abuelo y líder comunitario del campo. "Desde mi experiencia, en materia de alimentación, uno de los mejores medios de guardar un equilibrio alimentario es comer a las mismas horas durante la jornada", alega.

Un padre de dos niños se anima también a intervenir, recordando la falta de disponibilidad de varios de los alimentos citados durante la sensibilización, y que son necesarios para el buen desarrollo de los más pequeños y de sus madres durante el embarazo y la lactancia. "Todo el mundo no puede tener frutas en el campo. Puede haberlas en conserva, pero hasta en ese caso, no todo el mundo tiene los medios para adquirirlas. A mi juicio, una cabra lechera es el mejor medio de conseguir una buena calidad nutricional para los niños", comenta.

"Realizamos este tipo de sesiones para movilizar a las comunidades en esta cuestión crucial de la desnutrición infantil; por tés-debates, teatros en medio escolar, discusiones en el CRENAM" dice Yaya Diao, responsable del programa de nutrición de Acción contra el Hambre en Bassiknou.

Los conocimientos y consejos que se transmiten en estas sesiones, pretenden educar e informar a la comunidad sobre buenos hábitos y prácticas nutricionales, con el objetivo de que éstos sean después aplicados en los hogares.   

comparte esta historia

ÚNETE

Dona ahora

Tu donación llegará a quien más lo necesita

Hazte socio

Únete a la generación que puede acabar con el hambre

Catástrofe humana en Bangladesh

Necesitan ayuda urgentemente: ponte ya en acción

¿Cómo colaborar?
Escríbenos y te contamos.
CAPTCHA
.
Comparte