Formulario de búsqueda

Historias

Mi súper abuelo

 

Un proyecto joven para aprender de nuestros mayores

¿Sabes cómo hacer muebles con palets de madera? ¿Cómo recoger setas? ¿Y fabricar una escoba o hacer encaje de bolillos? La vida en la ciudad ha hecho que oficios y tradiciones se estén perdiendo. Muchos jóvenes no tienen a su alcance esos conocimientos. Gracias a los ´súper abuelos’ Antonio Labrador, Candelas Montero y Adela Arévalo, entre otros, podemos recuperar muchas de esas costumbres, olvidadas para unos y desconocidas para otros, de nuestros mayores.

Mi súper abuelo es un proyecto emprendedor nacido en el seno de JUMP, un programa de Vives Proyecto que apoya a jóvenes que deseen emprender. Se les ofrecen más de 100 horas horas de formación, talleres prácticos presenciales para aprender en equipo, dinámicas, prácticas reales en negocios y un programa de mentoring con profesionales que les tutorizan de manera personalizada.

El fundador de Mi súper abuelo, Jesús Javier Romero, es uno de los participantes de JUMP. A través del programa, ha podido materializar este proyecto de carácter social, que “pretende que las tradiciones y costumbres de los pueblos, desde cultivar una huerta o cuidar animales, no se pierdan, y poder transmitirlo a partir de la sabiduría de las personas mayores”, explica. 

“Conocí el proyecto JUMP por Internet y vi que los contenidos que se impartían me iban a valer para consolidar conocimientos y aprender aún más, porque siempre va a haber partes de nuestro negocio que poder mejorar. En áreas de marketing y finanzas, el programa me ha ofrecido una visión necesaria para realizar el plan de empresa. Además, he contado con los conocimientos de los profesores, que vienen de sectores sociales, y de la opinión del resto de compañeros”, comenta.

Vives Proyecto ha acompañado en el camino hacia el éxito a este joven emprendedor, que desde hace dos años llevaba pensando en la idea de crear un proyecto que tuviera en las personas mayores su mayor exponente. “Yo no he podido disfrutar de los conocimientos de mi abuelo y esa espinita me llevó a concebir una idea de negocio”, nos cuenta.

En el camino del emprendimiento no hay que desesperar, desde que se concibe la idea hasta su puesta en marcha, el proyecto puede sufrir modificaciones.  El plan de empresa evoluciona y en el caso de Mi súper abuelo fue a más. El punto de partida lo pusieron las grabaciones a modo de video tutoriales de estos súper abuelos, lo que ha dado lugar a La videopedia de los que más saben. “Vamos a los pueblos para grabar a los mayores explicando sus conocimientos”, explica Romero.  Materiales que pueden verse de forma gratuita en su página web, www.misuperabuelo.com.

El modelo de negocio ha dado ahora un paso más allá, ofrecer experiencias en un contexto rural. “Queremos llevar a la gente a los pueblos, creando un turismo diferente”. Una experiencia  única, en la que poder visitar a los súper abuelos para seguir aprendiendo con ellos. “En este momento, estamos trabajando en cuatro pueblos de Ciudad Real porque queremos afianzar esa zona, para después, de aquí a un año, crear un modelo escalable a otras áreas”, relata. Un modelo que, además, permitiría recuperar el interés en el medio rural y en las costumbres y tradiciones de los diferentes pueblos,-por el momento de la geografía española-, creando y potenciando otros servicios locales, al colaborar con casas rurales.  

Mi súper abuelo es a día de hoy una realidad que se ha materializado, y que cuenta detrás con un equipo de colaboradores que continúan trabajando para ganar visibilidad, seguir creciendo y apostando por el valor añadido que tienen nuestros mayores. 

comparte esta historia

ÚNETE

Dona ahora

Tu donación llegará a quien más lo necesita

Hazte socio

Únete a la generación que puede acabar con el hambre

Catástrofe humana en Bangladesh

Necesitan ayuda urgentemente: ponte ya en acción

¿Cómo colaborar?
Escríbenos y te contamos.
CAPTCHA
.
Comparte