Formulario de búsqueda

Actualidad

Perú: desplegamos nuestra respuesta humanitaria en Piura

31/03/17

Perú: desplegamos nuestra respuesta humanitaria en Piura. Nuestras prioridades: abastecer de agua y evitar la emergencia sanitaria

 

Nuestras prioridades: abastecer de agua y evitar la emergencia sanitaria

En la última semana de marzo se ha registrado la mayor cantidad de precipitaciones en Piura de las últimas décadas. El distrito piurano de Catacaos es una de las zonas más afectadas por el desborde del río Piura. El número de damnificados en la zona ha alcanzado las veinte mil personas y mil han tenido que ser evacuadas.  

Acción contra el Hambre ya está desplegando una respuesta de emergencia en las regiones de Piura, en la costa norte del país, para proporcionar servicios de agua, saneamiento e higiene a los afectados. “Nuestra intervención se centra en las zonas rurales, en coordinación con las Áreas Técnicas Municipales y las Juntas Administradoras de Servicios de Saneamiento. El control de los riesgos sanitarios y la falta de acceso al agua potable son nuestras principales preocupaciones”, destaca Chiara Saccardi, coordinadora del equipo de emergencia de Acción contra el Hambre.

Restablecimiento del servicio de agua en Catacaos


Ante la falta de suministros de agua segura, Acción contra el Hambre, está proporcionando soluciones inmediatas que constan de la instalación de sistemas de tratamiento de agua adicionales y de generadores que reestablezcan el servicio en las estaciones de agua existentes. “En la población de Simbila, distrito de Catacaos, una estación de agua que sirva a cerca de 8000 personas está sin funcionar por falta de electricidad. Con la instalación de un generador no sólo permitiremos que vuelva a funcionar, sino que mejoraremos el servicio de los camiones cisternas que reducirán su traslado y su tiempos de distribución, ya que ahora tienen que ir hasta Piura para abastecerse”, explica Jesús Baena, experto en agua, saneamiento e higiene de Acción contra el Hambre desplazado a Perú.

Al mismo tiempo, se ha identificado la necesidad de organizar los puntos de distribución del agua a lo largo de las zonas afectadas en Catacaos, que de momento se abastece a través de camiones cisterna que suministran directamente a la población. Se han instalado unos tanques elevados, con grava para facilitar el drenaje y con capacitación de una persona para que lleve el control de la cloración y de las fases de llenado y suministro del agua al fin de preservar la higiene. “Este enfoque técnico podrá fácilmente ser replicado por las autoridades encargadas y tendrá un impacto inmediato en los afectados por las inundaciones, no sólo por el mejorado acceso al agua, sino también por una mejorada higiene y control de vectores”, destaca Chiara Saccardi.

Control de vectores para prevenir la emergencia sanitaria


Diversos distritos de once regiones han sido declarados en situación de emergencia sanitaria debido al agravamiento del riesgo sanitario. Por ello, el control de la propagación de enfermedades de origen hídrico es otra de las intervenciones prioritarias de Acción contra el Hambre. El estancamiento de aguas fomenta la proliferación de enfermedades como el dengue, el zika y el Chikungunya, transmitidas por la picadura de mosquitos. “Como medida de prevención, vamos a distribuir cuatrocientos kits de control de vectores que constan de cuatro mosquiteras y un repelente”, explica Jesús Baena.

Adicionalmente se distribuirán trescientos kits de agua y otros trescientos de higiene que constan de pañales para niños y niñas menores de un año, que permitan el control seguro e higiénico de las excretas, así como de materiales de higiene menstrual a mujeres de entre 12 y 50 años.

 

Comparte esta noticia