PRENSA

La ola de frío en Afganistán pone en riesgo de desnutrición a uno de cada dos niños

  • Los equipos de Acción contra el Hambre trabajan en condiciones extremas de frío para distribuir alimentos y agua en las zonas más aisladas. Las temperaturas alcanzan los 30 grados bajo cero por la noche.

  • Más de 18 millones de personas, aproximadamente la mitad de la población afgana, dependen de la ayuda humanitaria y uno de cada dos niños y niñas menores de cinco años está en riesgo de desnutrición.

 

Madrid, 26 de enero de 2021. "El invierno extremadamente frío golpea con toda su fuerza a los habitantes de las regiones montañosas de Afganistán. Las temperaturas descienden hasta los 30 grados bajo cero por la noche y la nieve y el hielo aíslan a pueblos enteros del mundo exterior", afirma Jan Sebastian Friedrich-Rust, director de Acción contra el Hambre en el país. "En esta situación, alrededor de 17 millones de personas están en riesgo de sufrir inseguridad alimentaria aguda. La gente necesita alimentos, agua, material para calentarse y medicamentos con urgencia", continúa Friedrich-Rust.  El acceso a los centros de salud, al suministro de agua y a los mercados de alimentos está bloqueado por los cortes en las carreteras, cubiertas de nieve.

 

La desnutrición se dispara en los meses de invierno

Mientras que los precios de los alimentos aumentan en invierno, muchos hogares ven reducidos sus ingresos, a la vez que escasean los productos de subsistencia. Así, durante los cuatro o cinco meses de invierno, la desnutrición aumenta considerablemente, especialmente entre los niños y niñas. La situación humanitaria en el país, sacudido por los conflictos desde hace 40 años, es muy grave. Los continuos enfrentamientos armados, la inestabilidad económica, así como el impacto de la pandemia del coronavirus, tienen consecuencias devastadoras para la población. Según las previsiones de Naciones Unidas, 18,4 millones de personas dependerán de la ayuda humanitaria en 2021; y 5,5 millones están ya bajo la amenaza del hambre, convirtiendo a Afganistán en el segundo país del mundo con mayor número de personas en situación de inseguridad alimentaria de emergencia. En este contexto, casi uno de cada dos niños y niñas menores de cinco años y una de cada cuatro mujeres embarazadas o lactantes se verán afectados por la desnutrición.

 

Respuesta de emergencia en las zonas montañosas

Acción contra el Hambre están respondiendo a la emergencia en las provincias de Ghor, Daykundi y Helmand, especialmente afectadas por la ola invernal. Nuestros equipos están distribuyendo alimentos, agua potable y kits de higiene entre las familias de las zonas más remotas. Además, estamos asesorando a la población en materia de salud, nutrición y prevención de la COVID-19. Dentro de nuestra respuesta hemos incluido un foco especial para asegurar la ayuda alimentaria a los niños, niñas y a las madres embarazadas y lactantes. También ofrecemos asesoramiento para mujeres que han sufrido casos de violencia sexual y necesitan apoyo psicosocial.

Martes, 26 Enero, 2021

Registro de periodistas

Contacto de prensa