900 100 822 Teléfono gratuito

Formulario de búsqueda

Actualidad

3 de cada 4 personas en Yemen necesitan ayuda urgentemente

27/03/18

 

Instamos urgentemente a la completa reapertura del puerto de Hodeïda para facilitar las cruciales importaciones de suministros comerciales y humanitarios para aliviar el sufrimiento de la población en Yemen. Tres años de conflicto han dejado al país agotado. Sin una verdadera solución diplomática al conflicto, la situación humanitaria no hace sino empeorar mientras la población muere en una indiferencia total.

Las hostilidades, el colapso de la economía y de los servicios básicos, así como el bloqueo comercial impuesto por la coalición encabezada por Arabia Saudí, en un país que antes de la guerra ya dependía en un 90% de las importaciones, ha llevado a más de 8,4 millones de personas al borde de la hambruna.
Según un estudio reciente de FEWS NET esta amenaza está estrechamente relacionada con el bloqueo del puerto de Hodeïda, una entrada principal para las importaciones. Incluso si el bloqueo se levanta, algunas regiones corren el riesgo de padecer una hambruna. Los precios de los bienes esenciales se han disparado, muy por encima de los niveles antes de que comenzara el conflicto. El precio de un kilo de arroz ha subido de promedio un 130% entre enero de 2015 y enero de 2018. Un litro de combustible cuesta entre un 53 y 141% más, según la región. Los primeros en verse afectados son las comunidades desplazadas en la región que no solo perdieron sus hogares huyendo de la guerra, sino que perdieron sus medios de subsistencia y su poder adquisitivo para comprar estos bienes.

“Al limitar drásticamente las importaciones humanitarias y comerciales a través del puerto de Hodeïda, la coalición continúa reprimiendo al norte del país controlado por los hutíes, y es la población civil quien que paga el precio. Lo que Yemen realmente necesita es la apertura incondicional de los puertos del norte, incluido Hodeïda, para que alimentos básicos, combustible y suministros médicos puedan llegar rápidamente a los 20 millones de personas que dependen de este puerto”, explica Lapo Somigli, Director de Acción contra el Hambre en Yemen.

Actualmente, 22 millones de personas, 3 de cada 4 habitantes, necesitan ayuda. Oficialmente, se han perdido cerca de 10 000 vidas en la guerra. Miles de víctimas no están incluidas en esta estadística. “Las bombas ya no son los únicos asesinos. Las enfermedades, la falta de acceso a alimentos y cuidados, y los exorbitantes precios también están cobrándose sus víctimas. Se estima que cada 10 minutos muere un niño por consecuencias directas o indirectas de la guerra. La gente está exhausta. Cientos de miles de personas no saben si podrán hacer su próxima comida, si sus hijos podrán los cuidados que necesitan o si recibirán sus salarios. Esto tiene que acabar”, afirma Lapo Somigli.

Durante tres años, la coalición encabezada por Arabia Saudí, otras fuerzas progubernamentales y los hutíes han estado violando con total impunidad el derecho de la población civil a recibir protección, sin que se los responsabilice por sus acciones. Las grandes potencias como Francia, Estados Unidos o Reino Unido se han convertido en cómplices al apoyar a esta coalición, al suministrar armas y al negarse a comprometerse plenamente a resolver diplomáticamente este conflicto. Desde Acción contra el Hambre exigimos una postura más fuerte y abierta de todas las partes del conflicto. Después de 3 años de guerra, es hora de que la difícil situación de los yemeníes llegue a su fin. 

Comparte esta noticia

Estás a tiempo de multiplicar el impacto de tu donativo

¿Cómo colaborar?
Escríbenos y te contamos.
Comparte