900 100 822 Teléfono gratuito

Formulario de búsqueda

Actualidad

Llega a los mercados españoles un nuevo producto de temporada: el hambre

28/07/19

Llega a los mercados españoles un nuevo producto de temporada: el hambre

 


El puesto de productos de temporada de Sahel, inaugurado en Zaragoza y que visita los mercados de Madrid y Valencia, entre otros. Con esta iniciativa, junto a la Unión Europea, queremos llamar la atención sobre el hecho de que cada año, entre junio y septiembre, más de diez millones de persones se queden sin alimentos.
La estación del hambre, un fenómeno perfectamente previsible y anticipable, afecta este año a más de 10 millones de personas.

Unos huesos de animales esparcidos, una metralleta, agua sucia en unas botellas, juguetes abandonados… son solo algunos de los “productos” que los visitantes semanales de la Muestra Local Agroecológica encontrarán en un puesto poco corriente este sábado. “Impacta mucho después de ver alimentos frescos en otros puestos. Te das cuenta así, de un golpe de vista, de un problema que es real, que está pasando ahora”, explica Elisa Navarro, frente al puesto de productos de temporada de Sahel. "Me da mucha rabia que pase esto cuando hay tantos recursos para solventarlo y que lo sigamos consintiendo porque no se habla de ello."
La acción en Zaragoza fue la primera en territorio español (la iniciativa arrancó el pasado sábado 8 de junio en Italia en el Mercato Ritrovato de Bolonia) y tras ella este particular puesto podrá verse en las ciudades de Valencia y Madrid, antes de volver a la comunidad aragonesa para el Festival Internacional de las Culturas Pirineos Sur.

El hambre es un producto de temporada en Sahel
La región del Sahel es propensa a las crisis alimentarias, debido a la combinación de los conflictos y el cambio climático. La situación se hace todavía más grave en el periodo entre junio y septiembre, cuando se van agotando las reservas de la cosecha del año anterior y no llega aún la próxima. Es un periodo crítico en el que hay ya más de 5 millones de personas que necesitan asistencia alimentaria inmediata y la cifra se eleva hasta más de 10 millones para los próximos meses.

Las cifras de 2019 son más bajas que las experimentadas en 2018, pero tras esta “mejora” está en riesgo la vida de cerca de 3 millones de niños y niñas que padecen desnutrición aguda severa.  “El Sahel es uno de los epicentros del hambre en el mundo, pero esta crisis alimentaria recibe poca atención por parte de la comunidad internacional. Con esta iniciativa, queremos demandar una acción urgente para salvar vidas hasta la próxima cosecha, pero también llamar la atención de gobiernos e instituciones internacionales para hallar soluciones de larga duración. Nos preocupa enormemente el impacto humanitario de la violencia en esta región, particularmente afectada además por el cambio climático” explica Carmen Gayo, directora de comunicación de Acción contra el Hambre. 

“El Sahel es una de las regiones más pobres del mundo y sigue siendo una de las principales prioridades de la ayuda humanitaria de la Unión Europea", dijo Christos Stylianides, comisario para la ayuda humanitaria y la gestión de crisis. "Salvar vidas es nuestra prioridad. Nos preocupa también el impacto que está teniendo el conflicto en la situación humanitaria del Sahel. La Unión Europea se compromete a ayudar a las personas más necesitadas en la región, mediante la asistencia alimentaria de emergencia y un tratamiento nutricional que puede salvar la vida de los niños y niñas que sufren de desnutrición aguda. El compromiso de la UE también va más allá de esta asistencia de emergencia: fortalece las capacidades de la comunidad para prepararse y reaccionar ante las recurrentes crisis de alimentación y nutrición".

Las cifras del hambre estacional*: 

  • 1 de cada 5 personas con necesidades humanitarias en el mundo vive en Sahel
  • 2,9 millones de niños y niñas menores de 5 años sufren desnutrición aguda severa
  • 10,1 millones de personas estarán en situación de crisis alimentaria** y necesitarán asistencia.
  • Más de 40 millones de personas, 1 de cada 4, necesitarán apoyo para no engrosar el número de personas en situación de urgencia**.
  • 4,2 millones de personas han abandonado sus hogares huyendo de los conflictos

Nuestra respuesta conjunta
El departamento de Operaciones de Protección Civil y Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea financia intervenciones humanitarias, gracias a los impuestos de los ciudadanos europeos, con el objetivo de salvar vidas durante las crisis, prevenir y aliviar el sufrimiento humano y salvaguardar la integridad y la dignidad humana de las personas afectadas por desastres naturales y crisis provocadas por intervención humana. 

Entre 2018 y 2019, la Unión Europea ha aportado más de 420 millones de euros en ayuda humanitaria en el Sahel. Gracias a los fondos de la Unión Europea, más de 1.1 millones de personas vulnerables del Sahel recibieron asistencia alimentaria en 2018 durante la estación del hambre. La ayuda de la Unión Europea también ha apoyado el tratamiento de 450.000 niños y niñas menores de 5 años que sufrían desnutrición severa, el tipo de desnutrición más grave. Además del apoyo humanitario, la Unión Europea proporciona ayuda para el desarrollo y el fortalecimiento para la resiliencia de las comunidades para así ayudarles a sobrellevar mejor las crisis alimentarias.

La ayuda humanitaria de la Unión Europea se canaliza a través de organizaciones humanitarias que operan en terreno. En 2018, Acción contra el Hambre formó parte de las cinco organizaciones que más fondos humanitarios europeos recibieron para asistencia en el Sahel. Acción contra el Hambre es responsable de diseñar, acompañar e implementar proyectos para hacer frente a la crisis alimentaria, en particular durante el período de hambre estacional. Algunos ejemplos de nuestras acciones humanitarias financiadas por la UE incluyen:

  • Distribución de alimentos y efectivo a las familias más pobres y más afectadas durante la temporada de hambre y por los conflictos armados en curso. 
  • Formación a mujeres para detectar desnutrición de manera efectiva.
  • Capacitación de trabajadores de salud para el tratamiento en la propia comunidad
  • Apoyo psicosocial para la recuperación de niños hospitalizados.
  • Asistencia integral en emergencias, como el lago Chad y la crisis regional de Mali
  • Proporcionar ayuda alimentaria de emergencia a las personas que tuvieron que huir de sus hogares por su seguridad.

 

*Fuentes: OCHA, FAO, Unicef, Cadre Harmonisé. Datos referidos a: Burkina Faso, Chad, Malí, Mauritania, Níger, Nigeria, Senegal y Camerún.

 

 **Fases 3 a 5 (de 5) de la Clasificación Integrada de Inseguridad Alimentaria, utilizada como referencia global para calificar las crisis alimentarias (Cadre Harmonisé)

 

Comparte esta noticia

¿Cómo colaborar?
Escríbenos y te contamos.
Comparte