900 100 822 Teléfono gratuito

Formulario de búsqueda

Actualidad

Mapatón colaborativo de Níger para mejorar nuestras intervenciones

06/10/18

 

Junto a Geoinquietos, Médicos Sin Fronteras y activistas voluntarios hemos mapeado zonas de Níger en Medialab-Prado para completar los vacíos de los mapas y documentar poblaciones que requieren ayuda humanitaria.

Más de 80 activistas convocados por Acción contra el Hambre, el colectivo Geoinquietos y Médicos Sin Fronteras en Medialab-Prado de Madrid han cartografiado esta mañana zonas fronterizas de Níger como Diffa y Nguimi. Se trata de áreas de las que apenas hay detalles en los mapas digitales convencionales y sobre las que los equipos de ayuda humanitaria necesitan información precisa para sus intervenciones.

“En Médicos Sin Fronteras, los mapas son una herramienta vital. Nuestros equipos los usan para llegar a las víctimas de crisis humanitarias o desastres naturales, evaluar sus necesidades, o rastrear la propagación de una enfermedad como el cólera, por ejemplo. Sin embargo, aún existen áreas del planeta sin mapear y, algunas de ellas, están inmersas en crisis humanitarias. En los mapatones, cartografiamos colectivamente estas zonas para, de esta forma, llegar donde nadie lo hace”, señala Raquel González, delegada de Médicos Sin Fronteras en Madrid.  

“En zonas fronterizas como estas de Níger, inmersas en una crisis humanitaria que dura ya más de tres años, se hace imprescindible para los actores humanitarios que trabajamos allí, documentar las diferentes poblaciones y comunidades que tanto necesitan la asistencia humanitaria para llenar así los vacíos de información existentes y que no queden el olvido”, apunta Juan Goyanes, responsable de logística de Acción contra el Hambre.

Mediante esta iniciativa se mejora la información sobre zonas de las que había pocos detalles y se mejora la toma de decisiones a partir del conocimiento sobre la ubicación de la población, las vías de comunicación, los accidentes geográficos y los recursos disponibles como fuentes de agua potable o centros de salud. “Identificar las infraestructuras con las que cuentan los asentamientos de población y conocer el emplazamiento de los recursos naturales son solo algunos de los ejemplos de cómo la cartografía puede ayudarnos en nuestro trabajo y brindarnos información de cara al despliegue de respuestas de emergencia”, añade Raquel González.

¿Qué es un mapatón?
Un mapatón es un espacio de encuentro entre personas que se unen para cartografiar una zona. Se tratan de eventos masivos de ciudadanos que, con su propio ordenador, siguiendo instrucciones y siempre con guías de apoyo, recogen y apuntan datos de una determinada área seleccionada a partir de sucesivas y potentes ampliaciones de imágenes vía satélite.

Con este objetivo, nació Missing Maps, una iniciativa colaborativa puesta en marcha por Médicos Sin Fronteras junto con la Cruz Roja de Gran Bretaña, la Cruz Roja estadounidense y el equipo humanitario de OpenStreetMap. Missing Maps aspira a constituir un ejemplo de voluntariado digital, una especie de Wikipedia de los mapas.

Desde que surgió Missing Maps en 2014, más de 65.000 personas han participado en los mapatones organizados en todo el mundo. Estas iniciativas han permitido cartografiar más de 34 millones de edificios y 875.000 de kilómetros de carreteras.

“Proyectos colaborativos como Humanitaria OpenStreetMap y Missing Maps  demuestran que la tecnología espacial libre, abierta y puesta al servicio de la cartografía solidaria contribuye a mejorar la capacidad de respuesta de las organizaciones humanitarias y, por ende, las condiciones de vida de personas afectadas por crisis”, resalta Ramiro Aznar, miembro de Geoinquietos Madrid.

En el caso del mapatón que ha tenido lugar en Madrid, los participantes han trabajado con OpenStreetMap, un mapamundi creado por una comunidad de cartógrafos que integra datos de miles de sitios web, aplicaciones para móviles y dispositivos de hardware. Esta herramienta alberga información sobre carreteras, rutas, senderos y vías ferroviarias, entre otros muchos elementos, bajo una licencia abierta.

Diffa, crisis sobre crisis
Una de las regiones más afectadas por la crisis de la región del lago Chad, es la de Diffa, en Níger. Se trata de una crisis humanitaria que ha provocado un desplazamiento prolongado de las poblaciones en un contexto particularmente frágil caracterizado por una alta vulnerabilidad y la falta de servicios sociales básicos. La población de la región se estima en 714 000 habitantes, de los cuales el 35% ha tenido que abandonar su hogar. De estos, más de 129.000 son desplazados internos, 108.000 refugiados y cerca de 15.000 repatriados. Todos ellos viven en asentamientos espontáneos, campos de refugiados o comunidades de acogida. Se calcula que más de 400.000 personas están en riesgo de sufrir inseguridad alimentaria.

Comparte esta noticia

Estás a tiempo de multiplicar el impacto de tu donativo

¿Cómo colaborar?
Escríbenos y te contamos.
Comparte