08/04/16

Hambrunas: qué son y por qué se producen

Aquí te contamos qué son las hambrunas, por qué se producen y lo más importante: cómo podemos evitar que se padezcan.

No siempre que una región sufre de escasez de alimentos se puede decir que está padeciendo de una hambruna, pero sí es cierto que puede ser una condición previa para que se produzca. Aunque muchas veces los términos relacionados con el hambre, las crisis por falta de alimentos y la desnutrición se utilizan como sinónimos, sin mayor precisión, es importante diferenciar cada una de esas situaciones.

Hambruna: la forma extrema de carencia de alimentos

Según informa la FAO (Organización de  las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura): “Se considera hambruna a la carencia grave de alimentos, que casi siempre afecta un área geográfica grande o un grupo significativo de personas. La consecuencia, generalmente, es la muerte por inanición de la población afectada, precedida por una grave desnutrición”

La hambruna es, entonces, el estadio más grave de escasez o falta de acceso de alimentos y suele producirse por una combinación de factores que van desde las guerras o conflictos armados internos, pasando por la falta de acceso a los alimentos básicos, la pobreza generalizada y los cambios climáticos que afectan las cosechas.

¿Cómo se sabe que un país padece de hambruna?

Se utiliza una herramienta técnica que analiza tres factores principales:

1.Si existe una carencia extrema de alimentos para un número elevado de personas.

2.Si las tasas de malnutrición aguda exceden el 30% de la población

3.Que, cada día, la tasa bruta de mortalidad sobrepase dos personas cada 10.000.

También se tienen en cuentan otros factores como los desplazamientos masivos de la población, la pérdida de recursos y activos de las familias, así como si sus mecanismos de adaptación y resistencia estén agotados y si se produce una dependencia de la ayuda externa.

¿Cuáles son las consecuencias de una hambruna?

La pérdida de vidas es sin duda la consecuencia más severa de una situación de hambruna, pero también existen otras especialmente difíciles como el aumento de los niveles de desnutrición entre los niños y las madres lactantes, el éxodo masivo de desplazados internos o refugiados que buscan lugares donde encontrar alimentos

¿Hay riesgo de hambruna actualmente?

Se estima que más de 20 millones de personas se encuentran en peligro de morir de hambre en cuatro países: Sudán del Sur, Yemen, Nigeria y Somalia. En Sudán del Sur hay 100.000 personas en situación de hambruna y un millón a un paso de ella. En Somalia 2,9 millones están en grave inseguridad alimentaria. En Nigeria serán 5,7 millones en junio de 2017, y se cree que al menos 400.000 podrían estar ya experimentando hambruna. En Yemen hay 2 millones a un paso de la hambruna y entre 7 y 10 millones más pasando hambre. 

¿Qué podemos hacer para prevenir futuras hambrunas?

Por lo general, no es posible prevenir las sequías y los desastres naturales, que unidos a otros factores pueden derivar en hambrunas, pero sí es posible evitar que estas situaciones lleguen a este punto crítico.

Desde Acción contra el Hambre trabajamos en proyectos de lucha contra el hambre y la desnutrición que nos permiten atender a los niños con problemas de desnutrición para lograr su recuperación a la vez que ponemos en marcha programas de seguridad alimentaria, que permiten a las familias tener un mejor acceso los alimentos necesarios.

También trabajamos en proyectos que aumentan la resiliencia, que es la capacidad que tenemos los seres humanos de superar las adversidades, en situaciones provocadas por el cambio climático o para que estén mejor preparados frente a sequías.

Tú puedes unirte a esta labora haciéndote socio o realizando una donación

Más información:

Infórmate sobre la crisis de alimentos en Sudán del Sur

Comparte esta entrada