10/02/20

NÍGER: VOCES DESPLAZADAS CONTRA EL OLVIDO

Hemos desarrollado un proyecto de Reducción ante el Riesgo de desastre en la frontera entre Níger y Mali con Fundación Caja Navarra, para proporcionar agua y artículos no alimentarios a más de 200 familias. Trabajamos codo con codo para que crisis como esta no caigan en el olvido. Al poner el foco sobre las voces personales, emotivas, positivas y desplazadas queremos promover la idea de que gracias a la prevención, mezclada con el empeño personal y la resistencia de la población nigerina, la intervención humanitaria es eficaz, posible y real para cambiar el curso de estas crisis olvidadas.

 

FITTMAN: "Hemos alzcanzado la paz y por eso nos hemos quedado"

Más de 300 familias, como la de Fittman, están desplazadas en la comunidad de Tashgart (Níger) por la violencia en Mali. "Salí a la huida con mis tres hijas y dos hijos. Hemos acabado en este poblado. Hemos alcanzado la paz y por eso nos hemos quedado".

"Fabricamos alfombras tradicionales con esto", dice señalando a un matojo de paja que recogió en el desierto. "La paja que se utiliza para tejer las alfombras todavía no ha llegado a su maduración idónea. Una vez esté lista, la cosechamos para fabricar las alfombras”.

"Queremos agradecer a Acción contra el Hambre por habernos donado las tiendas. Antes no teníamos cobijo. Cuando Acción contra el Hambre vino a vernos, no teníamos un techo mis hijos y yo. Acción contra el Hambre nos ha dado tiendas, esterillas y madera", dice sonriendo.

 

KOYITA ha conseguido encontrar trabajo para alimentar a sus hijas e hijos.

Más de 300 familias, como la de Koyita, viven desplazadas en Tassak (Níger) por los conflictos en mali.

Koyita es viuda y madre de 5 hijos e hijas. Ha conseguido encontrar un trabajo de cocinera en la comunidad de Tassak, para poder alimentar a sus hijos e hijas.

"Acción contra el Hambre nos ha donado tiendas, cubos, bidones, bandejas, sábanas y mantas. Acción contra el Hambre nos ha ayudado mucho y nos gustaría darles las gracias".

 

IRZA MAÇON: "A pesar de que somos jóvenes, no podemos cubrir nuestras necesidades básicas"

Irza enseña a las y los jóvenes del campo de personas desplazadas de Miguiza (Níger) el oficio de la construcción y les ofrece trabajo. La violencia ha desplazado a muchas y muchos jóvenes, quitándole sus medios de vida. "No tenemos trabajo. Si supiéramos dónde encontrarlo, nos iríamos. La falta de trabajo nos preocupa mucho. A pesar de que somos jóvenes, no podemos cubrir nuestras necesidades básicas".

Antes de los desplazamientos, el poblado de Miguiza tenía 85 familias. Ahora son 350. "Acción contra el Hambre nos ha dado tiendas, mijo, bidones y esterillas. Les estamos muy agradecidos".

 

IDRISSA: "La mayor parte de las niñas y niños van a buscar agua muy lejos"

Idrissa va a la escuela primaria de Miguiza, Níger, donde el 53% del alumnado proviene de familias desplazadas. Su padre, Ibrahim, explica que por la mañana, la mayor parte de las niñas y niños van a buscar agua muy lejos. "Pierden tiempo y de vez en cuando no van a la escuela".

Miguiza cuenta con cuatro pozos para una población de acogida de 85 familias y 350 familias desplazadas. Para sobrevivir, Ibrahim y su familia se han asentado cerca del punto de agua de Miguiza. "Los proyectos de Acción contra el Hambre nos han ayudado a montar las tiendas donde cobijarnos. Nos han dado lo necesario para instalarnos mi mujer, mis hijas e hijos, el resto de mi familia y yo".

 

DAYAROUT: Para sacar adelante a su familia, la madre de MAYA comercia pequeños artículos

Maya, su madre y sus tres hermanas, son una de las 300 familias que vivien desplazadas en Níger por la violencia. Estas mujeres dejaron atrás toda su vida huyendo de Tizalit hacia Miguiza, Níger, también los sueños de Maya de poder casarse.

Para sacar adelante a su familia, la madre de Maya comercia pequeños artículos: "Con la venta de los dátiles obtengo 50 francos CFA (0,07 euros), 250 francos CFA con la leche y 250 con el té (0,40 euros respectivamente)". Dayarout, la madre de Maya recuerda que Acción contra el Hambre, con el apoyo de Fundación Caja Navarra les han ayudado. "Nos han dado tiendas, bidones, esterillas, cubos, vasos, ollas, madera...".

Comparte esta entrada