Formulario de búsqueda

Historias

Tejer redes para aumentar la inclusión sociolaboral en Europa

 

La innovación social no se entiende sin alianzas ni colaboraciones. Cada vez somos más conscientes de que el trabajo en consorcio tiene muchas ventajas

Artículo de opinión de Alicia García-Madrid, gestora de Programas Europeos de Inclusión Sociolaboral de Acción contra el Hambre

Todas y cada una de las entidades que trabajamos por la inclusión social de personas en riesgo de exclusión somos innovación social, independientemente del tamaño o ámbito de actuación. Tenemos objetivos comunes y queremos ayudar a las personas a que tengan sus propios medios de vida, y es por esto que tenemos mucho que compartir.

Uniendo esfuerzos se genera mayor capacidad de innovación social, y facilitando que todos estos esfuerzos se reúnan en un espacio común, la creatividad fluye más, las complementariedades surgen, y la suma de todos tiene un resultado mejor y de mayor impacto. Porque no importa quién lo haga o cuantos lo hagan, lo que importa es que nuestra ayuda sea eficaz y eficiente, y tenga un impacto sostenible en estas personas.

La innovación social no se entiende sin alianzas ni colaboraciones. Cada vez somos más conscientes de que el trabajo en consorcio tiene muchas ventajas, pero a la vez supone un gran reto en el sentido de que requiere unificar criterios, intereses y prioridades entre todas las organizaciones.

Si hablamos de Europa, las diferencias en los contextos culturales, educativos y sociales que condicionan tanto a la situación de los colectivos que tienen más dificultades, como a las entidades que trabajan para ellos, y esto sumado a las similitudes que nos han unido como europeos con un sentimiento Europeo común, supone un contexto ideal para aprender los unos de los otros, intercambiar inquietudes, metodologías, enfoques, mejoras, etc.

Las redes de trabajo son una herramienta útil, ya que facilitan el compartir y trabajar en conjunto con organizaciones con objetivos similares a la tuya, y con las que pueden surgir futuras oportunidades de colaboración. Además en el modelo red son los propios miembros los que eligen su grado de participación e implicación en la misma, dando también cabida a actividades comunes y, cómo no, a la creación de proyectos conjuntos con los miembros de la red como socios.

Para aprovechar las ventajas que el trabajo en red puede aportar a las entidades que trabajan por y para los colectivos que encuentran más dificultades para salir adelante, Acción contra el Hambre lanzará en breve la Red Europea por la Inclusión, que esperamos se convierta en un espacio de intercambio y generación de ideas que reviertan en un futuro mejor para las personas para las que trabajamos.

comparte esta historia

ÚNETE

Dona ahora

Tu donación llegará a quien más lo necesita

Hazte socio

Únete a la generación que puede acabar con el hambre

Estación del hambre en Sahel

Un millón de niños podrían perder la vida

¿Necesitas ayuda?
Comparte