900 100 822 Teléfono gratuito

Formulario de búsqueda

Historias

Índice de pobreza: qué es y cómo se calcula

Índice de pobreza: qué es y cómo se calcula

 

En líneas generales, la pobreza en el mundo ha disminuido paulatinamente durante los últimos 25 años. Sin embargo, la pandemia de la COVID-19 ha supuesto un punto de inflexión en las estadísticas. De hecho, a partir de 2020 la pobreza extrema mundial ha estado aumentando. Además, y pese a que más del 40 % de los pobres del mundo vive en economías afectadas por la fragilidad y los conflictos, la pobreza también ha impactado en los países menos ricos de Europa.

Asimismo, la pobreza mundial se verá agravada por los conflictos entre naciones y el cambio climático. En el siguiente artículo veremos qué es el índice de pobreza y cómo se calcula. Además, conoceremos qué información proporcionan el índice de pobreza multidimensional y el índice de pobreza humana y cómo utilizan estos datos para ayudar a las personas a salir de la pobreza actualmente y en el futuro.

¿Qué es el índice de pobreza?

El Índice de Pobreza tiene en cuenta una serie de parámetros estadísticos con el fin de medir el nivel de vida de las naciones

La pobreza tiene muchas caras. Por ello, años atrás era muy difícil medir el índice de pobreza. No obstante, en el año 1997, la Organización de Naciones Unidas (ONU) creó parámetros estadísticos con el objetivo de medir el nivel de vida de las naciones, ya que estos elementos de medición reflejan mejor las características de carencia que el índice de desarrollo humano. Es decir, nos permite conocer los países más pobres de Europa, Latinoamérica, Asia y África.

El índice de pobreza sirve por tanto para revelar la cifra de personas que viven en condiciones de pobreza. Esta se concibe como un fenómeno multidimensional. Es decir, como una serie de privaciones de capacidades que tiene el ser humano para lograr algo.

¿Qué es el índice de pobreza multidimensional?

Desde principios de los años 90, se han implementado herramientas de medición innovadoras que proporcionan resultados para conocer el ranking mundial del índice de pobreza.

Sin embargo, ese concepto tradicional de pobreza ha quedado obsoleto, porque etiquetar a los países o a los hogares como ricos y pobres es excesivamente simple. Desde el año 2019 se han introducido una serie de medidas multidimensionales para ver cuáles son y cuántas carencias se experimentan en un hogar o en un país al mismo tiempo. Esta medición multidimensional es rigurosa, sencilla de implementar y muy flexible, lo que permite que se adapte a contextos específicos. De hecho, las conclusiones del Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) de 2019 revelan grandes desigualdades entre países y entre quienes se encuentran en situación de pobreza.

De este modo, el Índice de Pobreza Multidimensional ofrece una visión integrada de todas las variables que afectan a una persona o a una familia como la educación, la asistencia sanitaria o la calidad de vida. Es decir, en vez de calcular solo la renta per cápita frente a otras familias u otros países, el índice de pobreza multidimensional permite examinar situaciones específicas entre grupos poblacionales. Asimismo, permite comparar las carencias de cada uno de estos segmentos de población, para ver en detalle la situación de distintas comunidades. En definitiva, las medidas multidimensionales nos permiten ver cuántas carencias experimentan los hogares o grupos de población al mismo tiempo.

El Índice de Pobreza Multidimensional permite examinar situaciones específicas entre grupos poblacionales

Veamos algunas características del indice de pobreza multidimensional (IPM):

  • Comparte los ámbitos educación, salud y nivel de vida para realizar las mediciones en sus indicadores de pobreza.
  • Examina la pobreza a nivel global y recoge hallazgos útiles para comunicar al mundo.
  • Ayuda a comprender la pobreza en España y en el mundo entero, a conocer quiénes son los pobres, dónde están los pobres y cómo experimentan la pobreza.
  • Proporciona herramientas e información valiosa para todas aquellas personas que trabajan en la creación de políticas para ayudar a los afectados a salir de la pobreza.

Cerca de 1.300 millones de personas viven en pobreza multidimensional, es decir, que viven, en su día a día, privadas de agua potable, saneamiento, una nutrición adecuada o una educación primaria digna.

Cerca de 1.300 millones de personas viven en pobreza multidimensional

¿Cómo se mide el IPH?

El IPH o índice de pobreza humana es un indicador que está compuesto por tres dimensiones básicas del índice de desarrollo humano, que son una vida larga y saludable, el acceso al conocimiento y los servicios básicos que son esenciales para que una persona pueda vivir bien.

Por un lado, refleja claramente la distribución del progreso de un país y, por el otro, identifica los países que viven en carencia.

El IPH. que ofrece un resumen de cómo se mide la pobreza de forma integral, tampoco contempla solo el salario de la persona, sino también las privaciones y necesidades.

En este sentido, tiene en cuenta el porcentaje de la población que no sobrevivirá hasta los 40 años. Respecto al segundo indicador, recoge el porcentaje de personas mayores de 10 años que no saben leer ni escribir.

El último indicador es más complejo, ya que incorpora tres elementos claves: el acceso a servicios sanitarios básicos; el acceso a agua potable; y la capacidad de ingresos para adquirir los alimentos necesarios para alimentarse correctamente.El IPH ofrece un resumen de cómo se mide la pobreza de forma integral

¿Cuáles son los 9 indicadores de pobreza?

El conjunto de indicadores para medir el índice de pobreza en el mundo puede variar según el país. No obstante, los parámetros más utilizados son los siguientes 9 elementos:

  1. Ingreso corriente per cápita.
  2. Rezago educativo promedio en el hogar.
  3. Acceso a los servicios de salud.
  4. Acceso a la seguridad social.
  5. Calidad y espacios de la vivienda.
  6. Acceso a los servicios básicos en la vivienda.
  7. Acceso a la alimentación.
  8. Grado de cohesión social.
  9. Grado de accesibilidad a carretera pavimentada.

En España, para medir el índice de pobreza, AROPE realiza un estudio riguroso y minucioso. En los análisis del 2019 indicaron que el 20,7% de la población española, es decir, unos 9,7 millones de personas, están en riesgo de pobreza. No obstante, estas cifras representan una reducción en comparación a años anteriores.

Medidas rápidas, significativas y sustanciales para disminuir el índice de pobreza

Es alarmante pensar que la mayoría de la población pobre en el mundo son niños y niñas, personas menores de 18 años que enfrentan carencias múltiples y simultáneas. Y según estimaciones de la ONU, los efectos de la actual crisis que estamos viviendo serán visibles en la mayoría de los países hasta el año 2030. De hecho, un estudio de Naciones Unidas estima que si no se toman las medidas necesarias para hacer frente a las consecuencias de la COVID-19, ese año habrá 500 millones de nuevas personas en situación de extrema pobreza en el mundo. Para poner en contexto el drama humano, esa cifra supondría un aumento de alrededor del 80% respecto a los últimos datos registrados en 2015.

Por estos motivos, es necesario tomar medidas rápidas, significativas y sustanciales para disminuir el índice de pobreza en los países más afectados. Actuar sin demora y de forma colectiva es necesario para enfrentar esta crisis, haciendo uso de la ciencia, la tecnología y los avances en diversos ámbitos permiten crear estrategias para combatir el hambre en el mundo.

Entre tanto, y hasta que todas estas medidas se pongan en práctica, es más necesaria que nunca la ayuda desinteresada por parte de individuos y de organismos internacionales.

 

 

comparte esta historia

ÚNETE

Dona ahora

Tu donación llegará a quien más lo necesita

w55c

Hazte socioa   

Únete a la generación que puede acabar con el hambre

w55c
w55c
¿Cómo colaborar?
Escríbenos y te contamos.
Comparte