Formulario de búsqueda

Historias

Historias de esperanza: Sierra Leona después del ébola

Historias de esperanza: Sierra Leona después del ébola

 

El país se encuentra afrontando la segunda etapa de los efectos secundarios del virus, como el decrecimiento de la economía

Tras 18 meses del brote más complicado de ébola, Sierra Leona ha sobrevivido, y aún sigue sobreviviendo a esta enfermedad. Además de las inmediatas consecuencias del comienzo del brote, que conllevaron la muerte de más de 3.500 personas, el país se encuentra afrontando la segunda etapa de los efectos secundarios del virus. Uno de ellos es el decrecimiento de la economía de multitud de población vulnerable, particularmente los supervivientes de la enfermedad y las comunidades afectadas. Sin duda, muchos de ellos han perdido sus fuentes de subsistencia como resultado de la estigmatización, la pérdida de un cabeza de familia o un miembro importante de la misma o el deterioro de la salud resultante de los efectos secundarios del virus.

Tras superar la enfermedad, muchos de los supervivientes tuvieron que enfrentarse a una vida completamente diferente de la que habían dejado. Desde julio de 2015, Acción contra el Hambre, en colaboración con Welthungerhilfe (WHH) y con fondos de la Oficina de Ayuda Humanitaria de la Unión Europea (ECHO), ha implementado un proyecto de ayuda a la subsistencia (seguridad alimentaria, impulso de todos los sectores de actividad) dirigido a 300 familias supervivientes del ébola de nueve comunidades en el área occidental (rural y urbana) con un total de 1.800 beneficiarios individuales.

La resiliencia de Mohamed

“Soy Mohamed Bangura, un superviviente del ébola, viudo y padre de tres niños (7,10 y 13 años). He perdido a 13 miembros de mi familia incluyendo a mi mujer y a mi hija por el virus. La vida tras el ébola ha sido la peor experiencia que he vivido jamás. Cuando sobreviví y volví a casa me di cuenta de que no solo había perdido a miembros de mi familia, también mi trabajo y mi forma de vida”.

Antes de infectarse con el virus era conductor privado de un hombre de negocios y su mujer era comerciante textil. Cuando Mohamed sobrevivió intentó volver al trabajo pero su jefe no quiso aceptarle por miedo a contagiarse. Eso marcó el principio del sufrimiento para su familia. “Como beneficiario del proyecto implementado por Acción contra el Hambre en el área occidental, recibí formación básica en planificación y administración empresarial; también apoyo financiero para iniciar una actividad que me permitiera generar beneficios. Decidí retomar las actividades comerciales de mi mujer en el sector textil. Los beneficios me permitieron volver a llevar a mis hijos al colegio y a sentirme realmente orgulloso de mí mismo de nuevo”.

Detrás de cada caso de ébola hay una historia de supervivencia y superación. Seguimos trabajando para poder volver a hablar de esta enfermedad en pasado y continuar fortaleciendo la resiliencia de las personas afectadas.

 

comparte esta historia

ÚNETE

Dona ahora

Tu donación llegará a quien más lo necesita

Hazte socio

Únete a la generación que puede acabar con el hambre

Catástrofe humana en Bangladesh

Necesitan ayuda urgentemente: ponte ya en acción

¿Cómo colaborar?
Escríbenos y te contamos.
CAPTCHA
.
Comparte