Formulario de búsqueda

Historias

"No tenemos ganado ni nada para cultivar"

Senegal

 

Afrontando el período de carestía en Senegal

El pequeño Mamadou Sow tiene dos años y el perímetro de su brazo mide sólo 9,7 cm. El color rojo del medidor significa que su situación es crítica y que el niño necesita asistencia de emergencia. Su madre, Ramate Ba, dice que hay varios factores responsables de la desnutrición severa de su hijo y que ha tenido que dejar el hospital de Oussuguru: "Vivimos en Siry Nuoro, un pequeño pueblo de Matam, donde no hay agua potable. Para poder conseguir agua limpia, tengo que caminar durante horas y no puedo hacerlo todos los días. He podido amamantar a Mamadou cuando era bebé pero después solo pude darle sémola y arroz. Cuando ha sido posible, también le he dado leche de vaca, pero los animales de la comunidad están muriendo a causa del calor y casi no hay leche. Él es mi segundo hijo, el primero está bien. Pero Mamadou no, él tiene diarrea y vómitos".

La madre explica que no tienen prácticas de higiene. "En el pueblo, no tenemos letrinas ni ninguna infraestructura de salud para asistir si caemos enfermos," continúa Ramata. Ramata fue sola al hospital. Su marido y el padre de Mamadou es agricultor, pero perdió su trabajo. "Mi marido ya no tiene trabajo en el pueblo. Hay muy pocos hombres, pero ninguno de ellos trabaja. No hay nada que podamos hacer: no hay ganado ni podemos cultivar".

comparte esta historia

ÚNETE

Dona ahora

Tu donación llegará a quien más lo necesita

Hazte socio

Únete a la generación que puede acabar con el hambre

Catástrofe humana en Bangladesh

Necesitan ayuda urgentemente: ponte ya en acción

¿Cómo colaborar?
Escríbenos y te contamos.
CAPTCHA
.
Comparte