900 100 822 Teléfono gratuito

Formulario de búsqueda

Actualidad

Senegal: la crisis alimentaria afectará a más de 750 000 personas a partir de julio

17/05/18

Senegal: la crisis alimentaria afectará a más de 750 000 personas a partir de julio

 

Senegal sabe ya que este verano vivirá la peor crisis alimentaria desde 2012, por una sequía que se ha extendido en seis departamentos al norte del país. Aunque Gobierno y comunidad humanitaria han puesto en marcha medidas de contención, el sistema nacional de salud tendrá serias dificultades para poder tratar a todos los niños y niñas que sufrirán en primera instancia el impacto nutricional de la crisis.
Será la estación del hambre más dura en los últimos seis años en Sahel, una región en la que el cambio climático está aumentando la recurrencia e intensidad de las sequías. 

“Esta no es una crisis repentina: advertimos ya en noviembre de la falta de pastos que adelantó los movimientos de trashumancia de miles de pastores. Miles de mujeres llevan meses solas al cuidado de sus hijos, sin ingresos y sin la leche de las vacas que se llevaron sus maridos. Se trata de un largo proceso en el que los mecanismos de respuesta se van agotando, y la salud nutricional, especialmente la de los más pequeños, se va deteriorándose hasta transformarse en una enfermedad muchas veces fatal”, explica desde Dakar Fabrice Carbonne, Director País de Acción contra el Hambre. “Los agricultores -continúa- tampoco recogieron la cosecha esperada y esto ha tenido un impacto directo en precios al alza, sobre todo en los seis departamentos del norte del país que en marzo fueron calificados como críticos: los tres departamentos de la región de Matam (Matam, Ranerou, Kanel) y los departamentos vecinos de Podor, Tambacounda y Goudiry. El norte del país es una zona especialmente vulnerable: sus prevalencias de inseguridad alimentaria quedan a menudo invisibilizadas en las estadísticas cuando se reportan junto a las del resto del país pero este año se hará evidente el impacto del hambre en un país que en el imaginario colectivo pasa a menudo como uno de los países más estables y prósperos de África”, explica Carbonne.

Responder junto al sistema público de salud

Acción contra el Hambre está trabajando ya junto al sistema nacional de salud en un plan de contingencia para el diagnóstico temprano y el tratamiento de la desnutrición en las zonas más afectadas: “nuestra estrategia no es llegar a un puñado de comunidades, sino trabajar mano a mano con el sistema sanitario nacional, fortaleciendo sus capacidades técnicas, para para que ellos puedan manejar este tipo de crisis recurrentes en el futuro. Apoyaremos además el tratamiento de la desnutrición aguda severa en 16 distritos sanitarios en el norte y este del país”, explica Carbonne.

La respuesta coordinada de la comunidad humanitaria y de las agencias del Gobierno prevé también la distribución de dinero en efectivo entre las comunidades de pastores más afectadas. Acción contra el Hambre se encargará de la ejecución de esta línea de contención en Podor.  Además en estas comunidades de pastores, alejadas muchas veces de los centros de salud, estamos formando a organizaciones comunitarias para la detección de la desnutrición entre niños menores de cinco años y su tratamiento en la propia comunidad, algo que es posible realizar gracias al uso de Alimentos Terapéuticos Listos Para su Uso.

La emergencia debe generar resiliencia

“Nuestras décadas de experiencia en la región nos han mostrado que hay estrategias efectivas para reducir la desnutrición pero tenemos que poner más énfasis a la hora de dejar de funcionar solo a golpe de emergencia, sino estableciendo vínculos entre este tipo de respuesta que cada año se pone en marcha para contener la estación del hambre en julio y agosto en 2018 la estación ha comenzado en abril y se extenderá cinco meses] y el fortalecimiento a medio y largo plazo del sistema de salud o la creación de una agricultura adaptada al cambio climático”, subraya Carbonne. 

El Sahel ha conocido tres graves crisis alimentarias en los últimos 15 años: 2005, 2007-8 y 2012, que han llevado a la comunidad humanitaria a priorizar un enfoque de generación de resiliencia para vencer el hambre.

Acción contra el Hambre trabaja en Senegal desde 2012 con un equipo de 100 personas. Descubre nuestra respuesta también en Mauritania. 
 

Comparte esta noticia

¿Cómo colaborar?
Escríbenos y te contamos.
Comparte