900 100 822 Teléfono gratuito

Formulario de búsqueda

Actualidad

Un nuevo informe advierte de amplias zonas de Somalia al borde de la hambruna.

12/09/22

 

Aproximadamente 7,1 millones de personas en Somalia se enfrentan a niveles críticos de hambre y se predice una declaración oficial de hambruna tan pronto como en octubre si no hay una respuesta humanitaria adicional significativa. Así lo indica un nuevo informe del Comité de Examen de la Hambruna del IPC, un grupo de expertos internacionales independientes en seguridad alimentaria y nutrición, entre los que se encuentra Acción contra el Hambre, una organización mundial sin ánimo de lucro líder en el movimiento para acabar con el hambre.

La peor sequía de los últimos 40 años, los conflictos y el aumento vertiginoso de los precios de los alimentos y el combustible han dejado a 20,5 millones de personas en el cuerno de África con necesidad urgente de ayuda alimentaria. Somalia está especialmente afectada.

Según Acción contra el Hambre y el nuevo informe del IPC, sólo en Somalia:

  • La sequía ha matado a unos tres millones de cabezas de ganado y más de un millón de personas se han visto obligadas a huir de sus hogares en busca de alimentos y agua.
  • En comparación con 2021, en el primer semestre de 2022, Acción contra el Hambre trató a un 253% más de niños que sufren la forma más grave y mortal de desnutrición. 
  • Sin los niveles actuales de asistencia humanitaria, ya se habría declarado la hambruna en las regiones de la bahía de Somalia.
  • La desnutrición en los distritos de Baidoa y Burhakaba se ha duplicado en el último año, y la población de esa zona se enfrentará a la hambruna (fase 5 del IPC) entre octubre y diciembre de 2022 si no recibe una ayuda humanitaria adicional significativa.

"La crisis climática es una crisis alimentaria. En todo el cuerno de África han fallado cuatro temporadas de lluvias y la gente se muere de hambre cada día. Si las lluvias no llegan el mes que viene, la hambruna lo hará casi con toda seguridad", dice Ahmed Khalif, Director País de Acción contra el Hambre en Somalia. "Con alimentos cada vez más difíciles de encontrar e imposibles de costear, más padres se enfrentan a la elección imposible de qué niño puede comer y cuál puede morir. El mundo tiene suficientes alimentos para todos. Ahora, necesitamos la voluntad de actuar".

Madre e hijo en Somalia

En toda Somalia, 6,4 millones de personas carecen de acceso al agua potable y a saneamiento seguro, lo que está provocando brotes de enfermedades transmitidas por el agua y enfermedades gastrointestinales que agravan el hambre, y que pueden ser mortales para los niños desnutridos.

"Cuando un niño con desnutrición severa llega a nuestros centros de estabilización, ya se enfrenta a la amenaza inminente de morir de hambre. Una madre del distrito de Burhakaba salió de su casa en busca de alimentos y ayuda para su hijo, sólo para descubrir que su bebé había muerto a su espalda. La tragedia está tan extendida que muchas muertes nunca se comunican", dice Khalif. "La desnutrición es tratable. Sin embargo, nuestros centros están desbordados de pacientes y a menudo no tienen suficientes suministros, camas, personal o medicamentos. Necesitamos más recursos para salvar vidas y llegar antes a más familias para evitar estas muertes sin sentido."

UN RETO REGIONAL

En todo el cuerno de África -la región que incluye a Etiopía, Kenia y Somalia-, 7,1 millones de niños sufren desnutrición aguda como consecuencia de la sequía, que se ha visto agravada por los conflictos locales y el aumento de los precios a causa de la guerra en Ucrania. Las Naciones Unidas han solicitado 1 800 millones de dólares para prestar asistencia a casi 22 millones de personas en crisis, pero hasta ahora sólo se ha recibido una parte de los fondos necesarios.

Acción contra el Hambre ha instado hoy a los líderes mundiales a aumentar la ayuda, de forma inmediata, para salvar vidas y evitar que más comunidades se acerquen a la hambruna. Todavía hay tiempo para revertir la situación.

ACCIÓN CONTRA EL HAMBRE EN SOMALIA

Acción contra el Hambre lleva trabajando en Somalia desde 1992 y en 2020 atendió a casi el 9% de la población total del país. Lo que hacemos es:

  • Promover la salud: Acción contra el Hambre trabaja para fortalecer los sistemas de salud y gestiona 68 instalaciones de salud y nutrición y equipos móviles, incluyendo cinco hospitales y 30 centros de salud.
  • Tratar y prevenir el hambre: en lo que va de año, Acción contra el Hambre ha tratado a casi 100 000 niños y adultos por desnutrición y otras enfermedades. También está dando a 185 000 familias ayuda de emergencia en efectivo para que puedan comprar los alimentos que necesitan, y ayudando a los agricultores con kits de riego solar, semillas y fertilizantes para que vuelvan a ser autosuficientes ante la crisis climática.
  • Proporcionar agua limpia: Acción contra el Hambre está dando a la gente los suministros y los conocimientos necesarios para prevenir el cólera, trabajando para restaurar los pozos donde sea posible, y transportando agua en camiones a miles de personas, una medida de emergencia costosa que no está pensada a largo plazo.

 

Fotos: Said Musse para Acción contra el Hambre, Somalia.

Comparte esta noticia

¿Cómo colaborar?
Escríbenos y te contamos.
Comparte