900 100 822 Teléfono gratuito

Formulario de búsqueda

Actualidad

YEMEN: “EL ATAQUE AL HOSPITAL AL THAWARAH PODRÍA AUMENTAR EL CÓLERA EN HODEIDAH”

07/08/18

YEMEN: “EL ATAQUE AL HOSPITAL  AL THAWARAH PODRÍA AUMENTAR EL CÓLERA EN HODEIDAH”

 

El ataque al hospital debidamente señalado como instalación médica, contraviene el Derecho Internacional Humanitario.

Al Thawarah es el principal hospital de Hodeidah y uno de los pocos que funcionan en la gobernación, a donde la población civil acude en busca de atención médica a diario. El centro de tratamiento de diarrea que dirigimos desde Acción contra el Hambre tiene una capacidad de 100 camas y es crucial para atender el cada vez mayor número de casos de diarrea aguda y los posibles casos de cólera. A pesar de que el centro no ha sufrido daños en la explosión, el miedo se ha extendido entre pacientes y personal. 23 pacientes, incluidos casos confirmados de cólera, se encontraban dentro del centro en el momento del ataque.

Para que Acción contra el Hambre y otras organizaciones de ayuda humanitaria podamos frenar estas enfermedades y salvar las vidas de las personas que las contrajeron, el centro debe permanecer a pleno rendimiento y libre de cualquier actividad militar. El hospital Al Thawarah y los centros de tratamiento son instalaciones civiles claramente señalizadas y, como tales, gozan de plena protección en virtud del Derecho Internacional Humanitario.

“No podemos trasladar a los pacientes que han dado positivo por cólera con síntomas graves, ya que se podría poner en riesgo el contagio y la propagación de la enfermedad a toda la ciudad. Asustados, algunos pacientes abandonaron el centro y pronto estarán fuera de nuestro alcance, lo que incrementa las posibilidades de que mucha más gente pueda contagiarse”, señala Stephanie Lord, coordinadora de Acción contra el Hambre en Hodeida y Hajjah.

En medio de una ofensiva militar y el colapso de todos los servicios básicos, el área de Almahwat en Hodeida, donde se encuentra el hospital Al Thawarah, ha sido recientemente blanco de varios ataques aéreos, provocando el miedo y más sufrimiento entre la población que permanece en la ciudad. Las organizaciones humanitarias locales e internacionales luchan a diario para brindar la ayuda y los servicios necesarios mientras el espacio humanitario se reduce. El hospital es uno de los pocos edificios que hasta ahora había permanecido apartado del conflicto y debe continuar como un refugio seguro para las personas que buscan servicios básicos de atención médica.

“En estas circunstancias no podemos ofrecer el tratamiento adecuado para los brotes de diarrea aguda y cólera. Es imposible mientras la población que acude al hospital sea un objetivo de los ataques”, apunta Valentina Ferrante, directora de Acción contra el Hambre en Yemen. “El hospital y los centros de tratamiento no deberían haber sido objetivos militares. Las partes beligerantes deben cumplir con sus obligaciones bajo el Derecho Intrenacional Humanitario para que podamos continuar con nuestro trabajo y que los civiles tengan acceso sin impedimentos a una de las pocas instalaciones sanitarias que sigue operativa en la ciudad”.

Comparte esta noticia

¿Cómo colaborar?
Escríbenos y te contamos.
Comparte