900 100 822 Teléfono gratuito

Formulario de búsqueda

Actualidad

La emblemática mujer andaluza de Carbonell se transforma en mujeres que luchan contra el hambre en el mundo

11/06/18

 

Carbonell ha rediseñado las etiquetas de 200 000 botellas de aceite de oliva Original 0.4, en una campaña a nuestra favor

Una madre maliense con su pequeño en brazos. Una mujer que viene de recoger agua de un pozo. Una niña refugiada. Estas son las siluetas que sustituirán a partir de hoy a la emblemática mujer andaluza en las botellas de aceite Carbonell a la venta en los supermercados de España.

“Las botellas de aceite son un elemento indispensable en las distribuciones alimentarias a las familias amenazadas por el hambre en los países en los que trabajamos. La alianza con Carbonell nos permite afianzar este vínculo, y es un lujo poder hacerlo desde su emblemática mujer andaluza. La hemos convertido en símbolo de solidaridad transformándola durante unos días en otras mujeres del mundo que luchan contra el hambre a diario”, explica Carmen Gayo, directora de Comunicación y Fundraising de Acción contra el Hambre.

Francisco Rionda, director de marketing operacional de Deoleo comentaba: “una marca tan relacionada con la cocina y la alimentación de las familias españolas, no podía dejar de trabajar en una colaboración de este calado. Teníamos que servir de altavoz para esta causa de Acción contra el Hambre a través de nuestra mejor embajadora: la mujer andaluza de nuestras botellas”.

Aunque las mujeres producen el 43% de los alimentos en el mundo tienen un acceso muy limitado a la tierra, el crédito, fertilizantes y otros recursos. Se estima que con un acceso garantizado de la mujer a estos recursos se podrían reducir entre 100 y 150 millones de personas menos en inseguridad alimentaria. Hoy 815 millones de personas viven sub-alimentadas en el mundo.

Con esta campaña a favor de Acción contra el Hambre, Carbonell donará a la organización una parte de los beneficios de las botellas transformadas.

La mujer, productora de alimentos 

Las mujeres están en la primera línea de frente contra el hambre. Producen el 48% de los alimentos (aunque poseen solo el 1% de la tierra productiva y apenas tienen acceso a crédito, fertilizantes y otros insumos). Esta falta de acceso a los mismos insumos que los hombres hace que su rendimiento agrícola sea entre un 20 y un 30 por ciento menor que el del hombre. Se estima que si tuvieran acceso a estos recursos habría entre 100 y 150 millones de personas menos con hambre en el mundo.

el créditoMujer y salud nutricional. Son las principales responsables de la alimentación y cuidados básicos de sus hijos durante los cinco primeros años de vida. La educación de las mujeres podría contribuir en un 43% a la reducción de la desnutrición infantil. Su propia salud nutricional durante la gestación determinará el estado de salud de su hijo al nacer. La lactancia materna exclusiva hasta los seis meses es también la mejor forma de combatir la mortalidad infantil relacionada con la desnutrición.

 

la educaciónMujer y agua. La mujer asume la búsqueda diaria de agua segura en la mayoría de países en desarrollo del mundo. En entornos rurales a menudo tienen que caminar hasta 5 km diarios para llegar hasta el pozo o punto de agua más cercano. A menudo esta tarea es la razón de la desescolarización temprana de las niñas.

 

</strong>la alianzaMujer refugiada. Las mujeres constituyen la mitad de la población desplazada por la violencia en el mundo. Las mujeres embarazadas son especialmente vulnerables a la hora de afrontar la huida en condiciones muy difíciles. Cuando los combates separan a las familias las mujeres afrontan solas en cuidado de sus hijos. Las mujeres y las niñas están especialmente expuestas a sufrir violencia sexual tanto durante la huida como en los campos de refugiados.

Comparte esta noticia

¿Cómo colaborar?
Escríbenos y te contamos.
Comparte