En 2015, Mauritania ha atravesado una grave crisis caracterizada por altas tasas de desnutrición e inseguridad alimentaria, lo que ha agravado su vulnerabilidad estructural y ha minado la capacidad de la población de recuperarse para hacer frente a futuras adversidades.

La situación ha sido particularmente alarmante en las regiones de Guidimkha y Hodh Ed Chargui, zonas de intervención de Acción contra el Hambre. En Hodh Ed Chargui, segundo núcleo de población del país después de Nouakchott, hemos expandido nuestra presencia para poder afrontar la seria degradación de la situación de crisis nutricional, cuyas cifras sobrepasan con creces los umbrales de urgencia fijados por la Organización Mundial de la Salud.

Acción contra el Hambre trabaja en Mauritania desde 2007 y continúa siendo un socio de referencia en la respuesta a las necesidades de agua y saneamiento en el campo de refugiados de Mbera, donde nuestra intervención no está exenta de complejidad debido a la situación de seguridad y a la ubicación remota del mismo.